9.2.08

Modigliani en el Thyssen y sushi en el Urban

Esta mañana vamos al Museo Thyssen a ver la exposición sobre Modigliani, que estará hasta el 18 de mayo. Como hay gente esperamos al turno de la 1, y para hacer tiempo vemos la colección permanente del museo. La entrada para ambas te sale por 9 euros. Con el carnet de prensa, gratis. Creo que los museos deberían ser gratuítos para todo el mundo o al menos dejar la posibilidad de que se pague lo que se pueda, como ocurre en Nueva York.El museo ha reunido obras de sus maestros, sus esculturas (estaba obsesionado con las máscaras tribales africanas), retratos (de ahí sus caras alargadas) y sus famosos desnudos (la Maja desnuda de Goya algo tuvo que ver), que escandalizaron en su época. Me ha impactado que sólo tuviera una exposición individual en vida, ya que murió a los 36 años (1884-1920), de una meningitis tuberculosa, y su mujer, mucho más joven, con la que había tenido una hija, se mató tras tirarse por una ventana días después.
La mañana de sábado cultural se ha rematado con tapeo por Huertas. Cerveza con aperitivo de aceituna gigante, anchoa y pepinillo, y gambitas "con algas marinas y todo", grita el camarero, en Los gatos; segunda cerveza en el asturiano de Argumosa con aperitivo de paella y ración de morcilla, y copa de vino La Vicalanda (rico, rico) con aperitivo de sushi y fritos de patatas y yuca dulce en el Hotel Urban. Un capricho: la copa a 6 euros y la cerveza a 3.50, la Mahou, sin IVA. Después comida en El Caldero, un clásico de arroces en Huertas (por cabeza, 40 euros).