21.12.08

Fiestorro en El escarpín y otros retrasos

Miércoles. Ni tiempo ni internet hasta hoy sábado de madrugada. Menos mal que ya cerramos este puto número de la revista que me da de comer. No suben los sueldos no contratan más gente (y si lo hacen con condiciones de esclavitud, casi como la de los demás) y si hay bajas pues a aguantarse. Total, es sólo una revista. Ya. A mí me ha tocado en este número de enero (portada Titanic 2, es decir, Revolutionary Road) hablar de lo que veremos en 2009. Además, JJ Abrams y Star Trek y algo sobre Perdidos: publico una entrevista a las chicas de Lostzilla. Como estoy de vacas a ver si me da tiempo a subirla antes de que salga a kiosko.

Cuarto puesto como Mejor Blog Personal.
Jueves. No pude ir a la entrega de premios de 20 Minutos por temor a morir por las esquinas del trancazo cojonudo que me he cogido. Fue dejar de currar y ¡zas! ¿Será que el estrés me mantiene saludable? Ironías ante este tipo de putadas. Me hubiera gustado mucho ir. No he visto muchas fotos por ahí. Sólo he recibido un email del diario en el que me conminaban a entrar en una especie de BitácoraBlog (La Blogoteca) donde también han incluido mi blog y todos los que concursaban para ir creando una especie de enciclopedia. ¿Qué tal estuvo la fiesta? ¿dónde hay fotos?
Con Irene, de gorra
Viernes. Qué sería de la Navidad sin cena de la empresa. Pues sí, esta Navidad 08. Nos han dado una cestica con salchichón y chorizo, turrón blando y duro, polvorones, dos botellas de Rioja Villa Pomal (están muy bien), una de whisky Long John (¡porquéeeeee!) y... un libro (no puedo con la vida). Pero cena de empresa, o al menos copeo en Fortuny como el año pasado, ni de coña. Sólo unas bandejas tristes de queso y jamón-chicle y vino tinto y pastelicos. Y ya. Y encima hay que callarse porque te dicen aquello de: "Y menos mal que nos lo han dado". Vale. En una agencia de publicidad que lo gana, les han regalado a todos una lámpara, ésta que esté hecha de cartón que venden en Vinçon pues ésa. Todo diseño, pero para qué. Si hay crisis que no den nada y nos regalen días libres. Ya verás qué contentos todos. Así que contra la crisis, cena indie, por aquello de independiente. 35 maromeros en El escarpín, un asturiano en el que no nos volverán a dejar entrar. Comimos genial, como en estos casos, y todo iba bien hasta que al final, ¡ay! nos regalaron unas gorras horteras con la publi de los cuatro restaurantes que tienen en Madrid. Y luego al Low, que anuncian ya las futuras noches RocknRolla (película de Guy Ritchie que recomiendo fervientemente), ahora bajo la pza. de los Cubos. ¿Media de edad? 18. La muerte pelada.

Sábado. Guti, vete a tu casa. El Madrid-Valencia es de risa. Palanca se va a hacer famoso a base de hostias. Al menos nos la tomamos en El caño, que es un bareto que está de lujo. Y ya tengo internet... Varios vistazos al correo Yahoo, al de la empresa y a mi Facebook, y ya estoy aquí de nuevo. Qué síndrome de Enjuto Mojamuto joder.

DE POSTRE. Estoy superfeliz como la Belén Estebán porque mi Hugh Jackman favorito va a ser el presentador de los Oscar en febrero. Tendré que cubrirlo en la redacción y quedarme toooooda la bonita noche de domingo a lunes, como desde hace un par de años, pero no sé si esta vez podré concentrarme!