25.9.11

Londres, el menu del restaurante Leon, cerca de la Tate Modern


Debe llamarse Leon porque sus menús son contundentes. En mi último viaje a Londres, tras salir de la Tate Modern (web), cenamos en este restaurante bastante peculiar por su mezcla de sabores y a muy buen precio. "El futuro del fast food" es el titular que le otorgó The Times a esta cadena de restaurantes. Te asignan un número y pides en una barra, luego te lo sirven en la mesa. La decoración es casual, con sillones y sillas diferentes, y estanterías con productos recorriendo todo el restaurante, a modo de gigantesco loft con techos muy altos. Para comer hay ensaladas, hot wraps (tortillas rellenas) y hot boxes (diferentes tipos de carnes). Para cenar, hot wraps, ensaladas, bowls (cuencos, menos cantidad) y postres. También tienen dos menús: 25,50 libras para dos personas (Spice of Life) y el que pedimos nosotros (27,50): A Taste of Summer. Como veis en la primera foto nos llenaron la mesa de diferentes platos: muy variado y poca cantidad de cada uno. Así pruebas de todo un poco. Nos quedamos llenos y estaba todo estupendo.

Nuestro menú se componía de dos cuencos de: albóndigas marroquíes (deliciosas); pollo a la barbacoa; hummus con pan de pita (buenísimo); pollo al grill; arroz; "grilled halloumi" (queso, wiki) y ensalada de col con guisantes y zanahorias. Para beber pedimos cerveza portuguesa Sagres (la otra era Cruzcampo de litro). Web oficial.
La vista desde el restaurante de la Tate Modern.

La entrada es gratuita, puedes donar una libra si coges un plano. Hay que pagar para ver las exposiciones temporales (cuando estuvimos estaba la de Miró). Tiene siete plantas (tres de ellas para exposiciones), tres tiendas, una cafetería, un bar y un restaurante. Hay un barco que, cada 40 minutos, enlaza con la Tate Britain. Nos faltó tiempo.

+Hotel Quality Maitrise. Link.
+The Wolseley. Link.
+Abbey Road y las rebajas. Link.
+La llegada a Londres. Link.
+En el concierto de Glee. Link.