26.10.12

Crítica. Skyfall, un Bond más maduro (Craig) frente a un villano más ambiguo (Bardem)

Sólo por este momento entre James Bond y el villano de Skyfall, la peli de Sam Mendes merecería una estrella más en cualquier crítica. No contaré más porque le quita gracia al asunto, pero Skyfall me ha recordado a muchas cosas (empezando por Casino Royale y terminando por El caballero oscuro, hasta Hannibal asoma), y se me ha hecho pelín larga, y aún así me ha parecido entretenidísima. 

Lo mejor de Skyfall son las escenas de acción, desde los 15 primeros minutos hasta toda la secuencia de la mansión. La chica Bond Berenice Marlohe, a pesar de que le tiemble el pulso cuando fuma, es una de las mujeres más misteriosas y seductoras de toda la saga (y llevamos 23 pelis de 007). Y Naomie Harris, exótica pero más con los pies en la tierra, me ha parecido el complemento perfecto para este nuevo Bond (cuando termina la peli es lo que uno piensa). Me ha chiflado la presentación del personaje de Bardem, aunque a veces me recuerde a su madre (con perdón) y me sobre cierto toque un poco fantasioso (la ambiguedad del personaje es lo que más me ha llamado la atención, para bien). Y, por supuesto, el prota, Daniel Craig me gusta como Bond. No le da pudor mostrarse a pecho descubierto, se da al cien por cien como actor y esto sólo lo he visto también en Tom Cruise (la escena de Shanghai me recordó mucho a Misión imposible). Es el Bond que sale de las sombras (hasta en el título van por ahí), que renace de sus cenizas, que ha madurado...

Lo peor de la peli es que es demasiado larga. Aunque son preciosas las localizaciones (Shanghai! qué recuerdos!) y está en general muy conseguida la hiperactividad del agente, hay situaciones por las que se pasa de puntillas. Por ejemplo, son geniales los guiños a la saga (que para eso cumple 50 años), pero es una pena que salga un casino y resulte ser un macguffin. Los fans de 007 se sentirán como en casa viendo Skyfall, hay un poquito de cada una de las películas que hicieron mítico a James Bond. Y si se menciona varias veces el rollo old fashioned way es porque la saga también se despide de algunos clichés. Bond bebe Heineken, por decir el menos espoileante (pero hay varias escenas y momentos que sorprenderán a más de uno). Y yo le añadiría una cosa más: humor. Hay varias bromas, sobre todo del personaje de Bardem, y se agradece la flema inglesa xD

¿La saga sigue teniendo para dar y tomar? Sí, se abren nuevos horizontes. ¿Seguirá Daniel Craig al frente? Él está encantado. Aunque se bromee con la edad de Bond en la película, Craig sigue siendo para mí el mejor sustituto del inigualable Sean Connery. ¿Seguirás viendo las pelis de Bond? Si sale Daniel Craig, sí. Es al que le quedan mejor los trajes de Tom Ford.

+Anuncios en los que sale Daniel Craig como James Bond en Skyfall.