4.1.13

Piloto. 1600 Penn (NBC): el insufrible hijo gordo del presidente


¿Cómo vive el presidente de los EE UU? ¿Cómo son sus hijos, su mujer? ¿El hombre que debe de dar ejemplo es, al fin y al cabo, como cualquier padre de familia? 1600 Penn (nombre, para empezar, horroroso) cuenta, en efecto, el backstage de este hombre, aparentemente correcto, pero lo hace sin la más mínima gracia. Bill Pullman, el presidente, no es el auténtico protagonista (aunque, la verdad, tampoco importa). Sus ademanes de tipo frío ante su familia pero metido en mil líos en política me recuerdan a un Michael Douglas en versión estática (no al botox Pullman). Su mujer, Jenna Elfman, es la típica rubia que quiere ganarse a los hijos de él, pero que con pasmosa facilidad pierde los estribos en público (nula para la política, vaya, un poco el contrapunto de él). Pero, no, tampoco le veo el chiste. Los hijos son los estereotipos de siempre. Los más pequeños se llevan a matar entre ellos. La niña es gordita, claro, y el niño, un gafotas. La adolescente repipi y con rebequita en realidad se ha quedado embarazada para futuro disgusto de sus padres que la ven como la niña perfecta. Y, tachán!, llegamos a lo peor de esta supuesta comedia de la NBC: el gordo Josh Gad. Su personaje, Skip, es el típico tontaina y vago que, no sabemos cómo ni por qué, siempre se sale con la suya y logra convenios internacionales que no consigue ni su padre. Osea demasié. Josh Gad es también el guionista de la serie, así que se reserva el mejor trozo del pastel y acaba siendo indispensable en el piloto de 1600 Penn dejando a la sombra al resto del elenco. Si este tipo te carga, odiarás sin compasión la serie; si te hace gracia ésta es tu comedia. Para rematar, el creador de 1600 Penn es Jason Winer, en efecto, director de algunos episodios de Modern Family, pero también de aquella cosa insufrible que fue Arthur (para situarnos). Con Arthur comparte el humor chusco y pasota, como si Josh Gad fuera un émulo de Russell Brand, otro tipo con poder y dinero, pero tonto del culo, que conseguía todo lo que se proponía. NBC ha preestrenado el piloto, que estrenará oficialmente el 10 de enero. Una menos, el primer peor piloto de 2013.  

3 comentarios:

Ruben Quiroga dijo...

ya, pero si lees las criticas todo mejora apartir del segundo episodio....un poco de fé......

Mariló García dijo...

No he leido ninguna crítica. Para mí no creo que mejore, cómo tratan a los presidentes sudamericanos en el piloto me ha echado para atrás.

Mario Cerdeño dijo...

Que 20 minutos insoportables. Es que para mejorar la serie, tienen que borrarla... y comenzar de cero.