27.12.15

Crítica. Padres por desigual, Will Ferrell y Mark Wahlberg cara a cara

Ya coincidieron Will Ferrell y Mark Wahlberg en 2010 en la comedia de acción Los otros dos en la que eran dos policías. Ahora, en Padres por desigual (Daddy's Home), han probado enfrentándose y, aunque el resultado es desigual, tiene algunos de esos momentos hilarantes con los que echar una carcajada. El director Sean Anders ya había tratado el tema de los padres que pasan de los hijos y quieren recuperarlos en Desmadre de padre, con Adam Sandler. Mark Wahlberg aparece como cabeza de cartel, en un personaje muy macarra y serio, cuyo momentazo protagoniza cuando el que fuera el rapero Marky Mark se echa un bailecito. Como no hace gracia, el papel de payaso recae en Will Ferrell, un padre estilo Flanders que ama a sus hijastros y que deberá luchar por recuperar su sitio cuando su padre biológico vuelva a sus vidas. Fans de Linda Cardellini (Bloodline), la actriz es la mujer de Ferrell (y ex de Wahlberg). Si tuviera que sacar una conclusión rápida, diría que Ferrell no está a la altura de Los amos de la noticia (no es una peli coral ni él está loco) y se acerca más a pelis del estilo de En campaña todo vale, donde brilla la oposición de caracteres. Padres por desigual (Daddy's Home) se estrena en España el 1 de enero de 2016.