11.3.16

American Crime, segunda temporada: Policía, quiero denunciar una violación

(subida originalmente el 11.1.16)

Añado mi opinión del final de la segunda temporada de American Crime.

(opinión sin spoilers) En la primera temporada de American Crimen, la trama giraba en torno al asesinato de un hombre y la violación de su mujer, en coma. El crimen americano entroncaba con el tema racial, entre blancos, negros y latinos en una EE UU coronada por la droga, la prostitución y la violencia. Los dos protagonistas, Timothy Hutton y Felicity Huffman hacían dos papelones, así que los guionistas cerraron el caso y abren uno nuevo, a modo de antología, en esta segunda temporada. Si allí los dos actores eran un matrimonio fracasado, él más liberal que ella; aquí, él es el entrenador liberal del equipo de basket de un instituto y ella, la directora, cínica y muy segura de sí misma (y teñida de moreno, para darle más mal rollo). Es decir, él nos vuelve a caer más o menos bien, y Felicity Huffman como una patada en el estómago. El caso comienza en la primera línea de diálogo del episodio, al escuchar una voz femenina que dice: "Policía, quiero denunciar una violación". La nueva trama de American Crime nos lleva a un instituto muy yanquie, en el que los guapos triunfan, los losers pierden, las cheerleaders son rubias y mueven el culo, y los deportistas se pasan las fotos guarras de sus móviles para ver quién es más fanfarrón. En comparación, este piloto tiene menos chicha que el de la primera temporada. Se juega con el factor sorpresa al final, poniendo sobre la mesa un tema que se toca muy poco en la ficción (hablo de ello más abajo). Vuelven Lily Taylor (madre sufrida al estilo de Hemlock Grove) y Regina King (la negra que quiere una novia negra para su hijo negro, un poco el perfil reaccionario de Felicity Huffman de la primera temporada), y entre los nuevos fichajes, Hope Davis (como mujer de Hutton) y el cantante André Benjamin, de Outkast (como marido liberal de King). A ver cómo evoluciona esta historia que remite también a drogas y violencia, pero esta vez, entre los jóvenes, planteando la falta de comunicación, un problema generacional, al estilo del de la familia latina de la primera temporada.

American Crime se emite en Movistar+.

Leslie Graham (Felicity Huffman) y su sonrisa pérfida.

Opinión del piloto de la primera temporada.
American Crime y Mr. Robot, parecidos razonables.

con spoilers (sobre el piloto)

Choca que la víctima sea un chaval que ha sido violado por sus compañeros del instituto, tras ser drogado en una fiesta. El único giro sorprendente podría ser que el chaval se lo haya inventado todo (como ocurrió con el famoso caso de lacrosse) o que sea un adulto el que le haya violado. Si no van por ahí los tiros, tendremos un drama sobre el comportamiento de los jóvenes en los institutos en EE UU, donde los losers pueden acabar pegando tiros en una clase en venganza de aquellos que abusaron de ellos. Veremos cómo se relacionan esos jóvenes con sus familias y cómo es tratado el asunto por el colegio, la policía, los medios de comunicación y la propia comunidad donde ha ocurrido el crimen. No hace mucho se destaparon recurrentes violaciones en los campus en EE UU, que se ocultaban por verguenza, y la cifra de violaciones era escalofriante. Creo que American Crime va a ir por este camino de reflexión sobre la juventud perdida entre fiestas, trofeos y WhatsApps llenos de mierda.

con spoilers (sobre el final)

Como adelanté unas líneas más arribas, se deja en duda que Taylor el protagonista (la víctima principal en esta temporada) haya sido violado tal y como lo contó. Había intentado ocultar su condición de homosexual, había quedado con su supuesto violador (Eric) en la fiesta, no queda claro por su parte si lo consintió, aunque es evidente que le gusta el sexo duro. Otra de mis teorías tras ver el episodio era la posibilidad de que el loser acabase matando a alguien que es lo que finalmente ocurre, con uno de los que le metieron una paliza por mentir tras la supuesta violación. Eric es un chapero que se acuesta con desconocidos (y cuya madre piensa que es gay por culpa de su marido, telita) y al final podría "liberar" a su víctima al testificar que su pandilla le metió una paliza. Taylor, que sigue sosteniendo que fue violado, prefiere ser condenado directamente a enfrentarse a un juicio con Eric como parte de su defensa. En American Crime, finalmente, todos los personajes son víctimas del sistema, no sólo este chaval. Cae el director del colegio público por apoyar a los negros, cae la directora del colegio privado, la sibilina Leslie Graham, por creerse mejor que nadie, por mentir. El entrenador es demasiado paciente, según él es una virtud, y tanto: consigue desenmascarar a Leslie, que le amenaza, intentando salvar a su propia hija que le vendió drogas al protagonista, colocado cuando disparó. Por haber hay un hacker que intenta beneficiar al chaval, con lo que no contaba era con otro hacker, al que nunca escuchamos, un hacker cabrón que lo saca todo, implicando sin ton ni son a todo el mundo. La idea que sobrevuela todo el episodio es "hacer o no hacer lo correcto". Hay un delito de odio por ser gay, hay tráfico de drogas, bullying, chantaje, venganza… Las últimas imágenes de la serie las protagonizan los que lo comenzaron todo: Taylor debiendo decidir si va a prisión sin juicio y Eric, dudando si subir al coche de un desconocido. Y fundido a negro. En el espectador queda la respuesta, pero imagino que haga lo que haga el personaje, al fin y al cabo es una decisión suya, son adultos. El que no pudo elegir fue esa víctima inicial, cuando fue violado, cuando fue apaleado, cuando se sintió culpable por "obligar" a su madre a sacarle del problema. American Crime se ha centrado en la educación de los jóvenes cuyos padres son los primeros en mentir, en ser racistas y homófobos, cuyos profesores también dejan mucho que desear. Hasta el hacker es hackeado, ¿qué te esperas? Un final que no convencerá a todo el mundo. Taylor cree que declarándose culpable está haciendo lo correcto, pero hasta la propia jueza se sorprende. Pero aceptar la declaración de Eric supondría poner en duda que fue violado y en eso Taylor no está dispuesto a ceder. Con este último twist en American Crime, la verdadera protagonista ha sido finalmente la magnífica Lily Taylor, la madre de Taylor: su voz es lo primero que escuchábamos en el piloto, cuando llamaba a la policía porque habían violado a su hijo, y es su impuesto silencio en el tribunal lo que cierra el caso, acatando la increíble decisión que, supuestamente, tomará su hijo y que le llevará a la cárcel mínimo 10 años. Otros se identificarán con el sufrimiento de Taylor, el chaval gay (ojo con la promesa Connor Jessup), yo me identifico con la impotencia y la lucha de una madre destrozada.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

What? Chapero? Conoce a gente por Grindr pero de ahí a chapero...

Yonomeaburro dijo...

Correcto, no es chapero, pero al paso que va creo que acabará siéndolo. Modifico.