25.1.16

Crítica. Spotlight, investigación necesaria en un thriller falto de alma

Spotlight es de esas películas que una vez vistas te reconforta. Cuando se hace buen periodismo y gracias a una investigación que debería haber hecho la policía, pero hace un periódico, se logra vencer al criminal poderoso, uno sonríe y vuelve a confiar un poquito más en el ser humano. Si además, el tema en cuestión es el abuso sexual sobre niños que ejercieron curas pedófilos durante años, respaldados con su silencio por la Iglesia y algunos abogados y políticos, el puñetazo legal contra tanta hipocresía produce hasta placer. Muchos han comparado Spotlight con Todos los hombres del presidente, el magnífico drama de Alan J. Pakula sobre el caso Watergate que protagonizaron Robert Redford y Dustin Hoffman en 1976, hace ahora 40 años. Es cierto que Spotlight recrea otra investigación real, la que realizó el Boston Globe, y que sus protagonistas se dejaron la piel en el pellejo, sorprendidos ante la gravedad del asunto, un hecho que de ser comprobado y desvelado haría temblar el poder establecido. Spotlight es también un documento necesario, que debía ser rodado, y Tom McCarthy dirige el filme con maestría, aunque su guión no me entusiasme mucho, logra engancharnos de una forma sencilla, aunque no logra crearme la misma ansiedad que viven los personajes por destapar la verdad. No creo que Spotlight sea “una de las películas del año”. Lo es el tema que toca, obviamente, y la sorprendente actuación de Mark Ruffalo (nominado al Oscar), pero falta carisma en el resto de personajes. Al ser un reparto coral, echo en falta más garra en la actuación de Rachel McAdams (alucino que esté nominada al Oscar), incluso en Michael Keaton, que mira que me gusta. Viendo Spotlight sólo quería que apareciera Mark Ruffalo, sus escenas son lo mejor, y que hubiese algo más, aparte de lo que ya sabíamos. A diferencia de Todos los hombres del presidente, película que he visto unas cuantas veces, Spotlight no tiene esa relectura y es por culpa de un guión bastante plano, al que le falta alma y que no sorprende en ningún momento. Es de esos filmes de los que todo el mundo habla, que gusta a la crítica por la labor periodística de fondo, pero que rápidamente se olvidan: no los hechos, si no la película en sí. O lo que es lo mismo: entusiasma el desarrollo de la investigación real, de acuerdo, pero no la narración de esa ficción. Spotlight tuvo tres nominaciones a los Globos de Oro (película, director, guión) y cuenta con seis nominaciones a los Oscar (película, director, guión, actor y actriz de reparto, montaje). Spotlight gana el Oscar a mejor película.

+Cinco razones por las que amar a Michael Keaton.

Spotlight se estrena el 29 de enero en España.