19.2.16

Crítica. Deadpool: matar no es cosa de risa. O SÍ

Toda la parafernalia que habían montado alrededor del estreno de Deadpool no me daba buena espina. Tampoco Ryan Reynolds me gusta como actor. Ni siquiera soy fan de las pelis de superhéroes. Vamos, que todo estaba en contra para que el hype me convenciera. Pues lo ha conseguido. Aunque Deadpool me parece excesiva en todos los aspectos, con una ultraviolencia que no da tregua en toda la película, estamos ante una peli de justicieros que es OTRA cosa. Es un drama como un camión porque al héroe le diagnostican un cáncer terminal. Es una gran historia de amor porque Wade (futuro Deadpool) está enamorado de Vanessa (Morena Baccarin). Es una peli de acción porque Deadpool viene bien surtida de persecuciones, peleas, explosiones y personajes secundarios que le dan más caña a la trama. Y es, sobre todo, una descacharrante comedia, donde todo vale, desde el diálogo absurdo o la broma inapropiada a la gamberrada más esperada o el gag metareferencial, que es lo que mejor le funciona. ¿Y ese Stan Lee en plan DJ a los platos? A mí me ha sorprendido porque no he visto una peli de héroes y villanos tan absurdamente explícita. Lo más parecido sería Watchmen si la memoria no me falla. Ryan Reynolds clava al personaje, se entrega, sin verguenza, dándolo todo. Si quieres reírte y soportas altos niveles de violencia, ésta es tu película. Arrasará como buen producto palomitero que se ríe de sí mismo.

Deadpool se estrena el 19 de febrero en España.

Su amor por Bea Arthur de Las chicas de oro.
Deadpool se anuncia con emojis.

3 comentarios:

Dani Sánchez dijo...

En el capítulo 1×07 de Sin Límites al final de capitulo encontrarás una clara referencia con Dead Pool en su final, concretamente al final de los créditos

Dani Sánchez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Yonomeaburro dijo...

Sí, cuando rompe la cuarta pared y nos manda a casa!!! JAJAJA