26.3.16

Macaulay Culkin vuelve al cine, su odisea desde Solo en casa hace 25 años

25 años después de Solo en casa, el ex niño prodigio ha superado su adicción a las drogas y su ruptura con Mila Kunis. Ahora le da por cantarle a la pizza


Nada como Times Square para resurgir de las cenizas. Macaulay Culkin reaparecía en el mes de diciembre con greñas, gafapasta y un bolso bandolera, al más puro estilo Kurt Cobain, gracias a un selfie del actor Seth Green, junto a la mujer de éste y Bob Saget, uno de los protas de la serie Padres forzosos. Los cuatro amigos apoyaban en las redes sociales un estreno en Broadway de éste último. Alejado de la industria durante mucho tiempo, Macaulay Culkin parece haber tomado de nuevo las riendas de su vida, llena de tropiezos desde que se forrara con la saga Solo en casa en los años 90.

Sus padres se lo robaron todo. Millonario a los 10 años, Macaulay Culkin tiene el honor de haber cobrado el mayor salario de Hollywood para una estrella infantil: 8 millones de dólares (que su último filme de los 90 se llamase Niño rico parecía una broma del destino). También de haber cambiado las leyes con respecto a los menores. Sus padres, que malgastaron su fortuna, pelearon por su custodia (y la de sus otros seis hermanos). El juez decidió dejar en manos de un contable el dinero de aquel chaval de apenas 13 años. Ha debido de recibir sabios consejos de Bob Saget, que vivió de cerca otro fraude parecido con las hermanas Olsen.

Entró en una espiral de drogas y adicción. Por culpa del juicio a sus padres deja el cine, al que no volvería hasta Party Monster (2003), donde encarnó a un yonquie y conoció a Seth Green. Había sido internado en varias clínicas de desintoxicación y detenido por posesión de marihuana y ansiolíticos. Tras un matrimonio fugaz a los 17 años con la actriz Rachel Miner (lo suyo ha sido precoz siempre), Mila Kunis, que había sufrido de cerca su decadencia por su adicción a la heroína, le dejó en 2010 tras ocho años de relación. Culkin sufrió una depresión tras la ruptura (a esto hay que añadir que su hermanastra murió de sobredosis y una de sus hermanas, tras ser atropellada por un coche). Su actual novia, también actriz, Jordan Lane Price (All my children), habría conseguido alejarle definitivamente de la droga.

“Michael Jackson no me tocó”. Durante el juicio al cantante por presunta pedofilia en 2004, el actor defendió a su amigo en varios programas televisivos, como el de Larry King, y testificó a su favor. No sólo rodó el videoclip de Black or White sino que vivió con Jacko en su rancho. Ambos se sentían niños ricos, sin infancia, explotados por sus padres. The Sun especuló con que Prince Michael II fuera hijo de Culkin, que habría donado su esperma.


Se lanza a la canción con Pizza Underground. O lo que es lo mismo: versiones de la Velvet Underground con la palabra pizza. Forma este pintoresco grupo en 2012, el mismo año en el que abre su apartamento neoyorquino para crear arte con el colectivo 3MB. La cosa es no parar. Tras convivir durante unos meses con Pete Doherty en París, a su vuelta graba una demo en su propia casa. ¿Y qué hace el actor? Pues tocar una trompetilla y un kazoo, comerse una pizza en un vídeo imitando a Andy Warhol y mofarse en Instagram cuando le dan por muerto en 2014. En octubre de este año comparte panel en la Comic-Con con Seth Green. Culkin llevaba las gafas de sol de Mila Kunis y decía adiós definitivamente al anonimato.

Lo próximo. Macaulay Culkin protagonizará su primera película en 20 años (Adam Green's Aladdin) y rueda episodios para el programa de televisión The Jim Gaffigan Show.



(artículo publicado en Tentaciones, diciembre 2015; actualizado)