24.4.16

Restaurante Navaja, cocina gallego-peruana fusión

Cocina gallega fusionada con cocina peruana en el centro de Madrid. Esto es el restaurante Navaja, en Valverde, 42 (Malasaña) (web), una combinación de sabores insólita que enamorará a los fans de la cocina asiática (por aquello del "toque crudo"). La carta es muy cortita, las raciones, abundantes, y la decoración sencilla, con sillas sin respaldo y mesas sin manteles. El precio de todos estos platos con agua y dos cervezas nos salió a unos 80 euros. Lo peor del restaurante es el servicio, esa actitud del camarero, altiva, sin motivo, en plan perdonavidas (fuímos a comer a las 2 de la tarde y estaba vacío y nos fuímos y seguía vacío). Mejor mirad la pintaza de estos platos y opinad vosotros mismos.

Bun de cangrejo. Pan relleno con un cangrejo entero, que a mí, personalmente, me da un poco de grima.
Bun de presa ibérica. Lo mismo que el bun de cangrejo pero con carne.
Ceviche de corvina y pulpo, cocido con leche de tire, cebolla, cancha, choclo, habanero y boniato.
Ensalada de quinoa (la puedes pedir con pulpo también).
Aguachile de gambón, versión mexicana del tiradito peruano. Los gambones se cuecen con soplete y se emplatan con salsa de leche de tire con jalapeño, cebolla encurtida en vino blanco y vinagre de arroz, polvo de totopos (nachos) y boniato.
Navajas Nikkei, cocidas a baja temperatura acompañadas de cacahuete, tapioca hidratada, habanero, jengibre encurtido, cebolla china ahumada, leche de tire chifera (leche de tigre con ponzu) y crujiente de tirabeque. Éste es el plato estrella.
Tataki de atún, marinado en soja y pimientos de Padrón tostados, con chalaquita y bolas de causa peruana con mayonesa, sabor ahumado de chile chipotle de color naranja y crema de wasabi. Se recomienda comer un trozo de atún con la chalaquita y otro trozo con el wasabi. Plato contundente para tres.