20.5.16

Piloto. Lady Dynamite: Maria Bamford hace de sí misma en esta alocada y original comedia del creador de Arrested Development

(opinión sin spoilers y curiosidades de los episodios)

Lady Dinamite es la nueva apuesta de Netflix para atraer a un público femenino. Si existen Seinfeld, Louie y Larry David por qué no hacer lo mismo con una mujer a frente. De ahí que el piloto no dude en mencionar este tipo de referencias. La serie, como su protagonista, tiene un trasfondo bondadoso. Es más Seinfeld que Louie para entendernos.


Supuestamente, Maria Bamford hace de sí misma, nos presenta a su familia, a sus amigas (con las que queda en la cafetería Café de leche al estilo Sexo en Nueva York o en la tienda de discos de una de ellas, Off the Record), a sus colegas de profesión, como su amigo Patton Oswalt… mezclando realidad y ficción. Para justificar el punto de locura que tiene esta “señorita dinamita”, se nos habla, al estilo ¿Qué fue de Jorge Sanz?, de sus problemas mentales. Bamford pasó por el loquero cuando tocó fondo en su profesión. Está intentando superar una depresión. Ya no es a cómica famosa de entonces y debe de empezar de nuevo. Pero ella no es ambiciosa, no quiere volver a repetir aquello y se conforma con ser mínimamente feliz con las pequeñas cosas. Es una cómica de bajonazo total.

Evidentemente ahí están los demás para volverla loca de nuevo, porque son los demás y no ella los que la empujan a hacer cosas que su instinto le aconseja que no haga. Pero, tal y como dice su alias, lady Dinamite será dinamita pura, seguirá metiendo la pata, equivocándose y reflexionando sobre sus elecciones. Ésta es una serie, tal vez, demasiado alocada. Personalmente odio las tramas en las que todo el mundo grita. No lo soporto y aquí ocurre a menudo. La actriz no es demasiado conocida, físicamente acentúa sus carencias, anda encorvada, pone cara de mustia, viste regulera. Es el tipo de comedia incómoda que tanto se lleva ahora. A mí me gusta más Catastrophe o Transparent, para entendernos, que Togetherness o Flaked.

En el piloto hay variados personajes, un sinfín de cameos de amiguetes y varios gags relacionados con la venta de armas en EE UU; en el segundo, se habla de un tipo que ella cree que es adicto a la bisexualidad cuando se droga. Para romper con algunas de las sitcom protagonizadas por cómicos del stand-up, la propia Maria Bamford rompe la cuarta pared y nos habla (al estilo House of Cards), también incluye guiños a otras series (confiesa que no ha visto Breaking Bad) y las tramas mezclan flashbacks para entender los momentos previos a cuando petó y por qué actúa como actúa.


Creada por Mitch Hurwitz y Pam Brady, se nota del primero el toque surrealista de su anterior serie, Arrested Development. De hecho, Maria Bamford interpretaba en Arrested Development a otra loquita de tomo y lomo con la que sí que me reí (os recomiendo sus episodios). Lady Dinamite choca en un principio porque puede pasar cualquier cosa, desde que la protagonista se transforme en oveja a que se pare la acción de la ficción para hablar de pronto de algo que ocurre de verdad en su vida. Pero es ella la que nos va llevando por su nuevo mundo, junto a su manager (Fred Melamed) y su amiga y agente a lo “diablo viste de Prada” (siempre con sus sofisticadas gafas) interpretada por Ana Gasteyer (que a mí me gusta mucho). Lady Dinamite es sorprendente y original en muchos aspectos, no me hace sonreír mucho, pero me interesan la mayoría de sus comentarios y reflexiones, y me gusta que no se tome en serio y se ría de sí misma. La primera temporada son 12 episodios, duran poco y los que he visto se pasan volando.

Curiosidades de los episodios de Lady Dynamite (con spoilers).

Piloto.

Guiño Cócteles fuera de serie. En el piloto, María queda en el pasado con la agente fashionista. El camarero se acerca a la mesa y pregunta ¿Arnold Palmer? La agente cree que habla de qué haría con el tal Arnold Palmer y dice: "Codazo en la frente y punta de lápiz al corazón". Lógicamente, el camarero se refiere al cóctel.
Cameos. Ed Beley Jr y Mary Kay Place son los padres de la protagonista. Además de Patton Oswalt, sale Jon Cryer haciendo de sí mismo hablando con Karen. El cantante de Sugar Ray, Mark McGrath, hace de sí mismo, es amigo de María y ella le apoya con su asociación pro armas.

Episodio 2. ¿Puede ser un hombre bisexual porque se droga? María se cita con un guaperas así y protagoniza un surrealista anuncio japonés.

Episodio 3. María graba una serie con Mira Sorvino, que interpreta a una actriz y a sí misma. También hacen de sí mismos los cómicos gemelos Keith y Kenneth Lucas y el guionista de la película 12 años de esclavitud, John Ridley. Se habla del racismo y el sexismo en televisión.

Le pones a Maria Bamford un celo en la nariz y parece Melissa George.

Episodio 4. Brandon Routh (Superman) hace de un ligue de María al que le pone cuando ella imita la voz de una mujer imaginaria. Joanna Cassidy interpreta a la ex mujer del agente de María. June Diane Raphael, la que le ayuda a comprar piso, es una de las hijas de Jane Fonda en Grace and Frankie.


Guiño al vídeo del conejo y el gato (al que también se hace referencia en Unbreakable Kimmy Schmidt).


Episodio 5. El amigo de María (Adam Pally, Happy Endings) le dice Te quiero. En el pasado le ocurrió algo parecido con otro tipo (Dean Cain, Superman) que se aprovechó de ella.


Escena memorable cuando María se pide un cóctel divertido, pero ha tomado pastillas y lo prefiere sin alcohol. Le pide al mixólogo Garlopfft del bar Manjjiaznoz, que le prepara dos cócteles: el Azucarero del Diablo y La tienda de chuches de la abuela. El tercero es sólo Copa de azúcar, que lleva "azúcar en un vaso", porque el barman se había ido.
 

Episodio 6. María va a dos psiquiatras que supuestamente son gemelos interpretados por Jenny Slate (Bored to Death) y Jason Mantzoukas (Transparent). Ella miente diciendo que le llama Tina Fey para un curro, pero el que le llama es Jude Apatow que hace de sí mismo. Le vemos en su despacho con el pósters de sus dos series: Freaks and Geeks (que se puede ver en Netflix) y Girls (de HBO, la cadena rival). Apatow comenta que va a hacer una doble secuela de La boda de mi mejor amiga y de Cazafantasmas, que se llamará FantasmaDamas y que va a contar con Paul Feig también (director). En ella actuarán Melissa McCarthy, Amy Schumer y Nancy Reagan (supongo que estaría grabado porque murió en marzo). El papel de María se lo da a Sarah Silverman, que sale "colocada" y anima a María a que haga una ginkana.

Episodio 7. María viaja a México para apoyar la iniciativa de Craiglist, la compañía para la que es imagen. Es una crítica brutal a los que piensan que comunicarse en español es de pobres. Craiglist obliga a sus trabajadores en su “escuela vocacional” a hablar “sólo” inglés y a que se olviden del español con una rana como mascota que se llama Trabajito. Cameo de Gordo González y su muñeco P Pantalones, a los que imita María cuando hace un número de ventrilocuo (para el ránking de muñecos parlantes en series). 

Vemos una imagen de los títulos de crédito de la película de Judd Apatow Ghostbrides, Who ya gonna wed? (Fantasmadamas, ¿con quién te casarás?).
Episodio 8. “Un milagro de Vaginidad” habla de la única vez al año que María tiene sexo (así de triste es). Se obsesiona con conseguirlo en el día de la Vaginidad, día que acude al mismo bar (The Tight Spot), se pide una coca cola light con zumo de arándanos y siete guindas. Aparece un tipo que se pide lo mismo que ella. María se equivoca y se presenta a un cásting para interpretar a un chaval negro en la serie Empire. Cameos de Missi Pyle, que ayuda a la asistente de María que es una negada, y Andrew Daly, popular por su programa Review de Comedy Central, como el doctor que trata al novio de María.

Episodio 9. La némesis de María está interpretada por Annie Mumolo, actriz y guionista de La boda de mi mejor amiga y Joy. María tiene miedo al compromiso con Scott, interpretado por Olafur Darri Olafsson, al que veremos también en la próxima versión de El mago de Oz, llamada Emerald City.



Episodio 10. Ana Gasteyer como la Karen Grisham fashionista se sale en este episodio. Tiene frases para todo. "Shakespeare era un mendigo que hacia pajas". "Mary Shelley escribió Frankenstein por una apuesta". "Toda serie se puede describir en tres palabras, como Friends: quejicas, café, judíos". María imita a Aaron Sorkin "gran estrella del guión" cuando graba ideas con una grabadora. Cameo glamuroso de Wendie Malick (Hot in Cleveland), en plan diva. María emula a la corredora del anuncio de Macintosh (o vimos en Halt and Catch Fire) y canta una canción con Berd, que toca la guitarra.

Episodio 11. Episodio extraño (aún más) en el que unas camisetas con la cara de María y el eslogan Bam Bam llegan a Sudán del Sur para convertirse en escudos imaginarios de niños soldado. La ponen a caldo en sus programas los presentadores James Corden y Seth Meyers. Su agente Bruce, vestido de mujer, tuitea como Maria. Para pedirle disculpas le hace la pelota llamándole khaleesi (Juego de tronos). Blossom muere por las pastillas de María, pero Berd se libra porque "tiene la constitución de Matthew Perry en la séptima temporada de Friends" (el actor subía y bajaba de peso en la serie).

Episodio 12. Último episodio de la temporada. María estalla como no podía ser de otra manera. En el funeral de Blossom se unen las tres mujeres que se llaman igual (incluida la psiquiatra del futuro que aún no conoce, Karen Grisham). María acaba hablando con una cobaya que es la suma de las tres. No se a cuento de qué, pero en el funeral comentan que está Robert. Downey Jr, Iron Man. Rompe con Checklist peleando como sí se tratara de un Power Ranger con Mark McGrath, de Sugar Ray.

El final de Lady Dynamite es muy de color de rosa, te alegras de que algo le salga bien a María, no en el curro si no en su vida personal, pues acaba en brazos de Scott. Supongo que si hay segunda temporada se explorará cómo es la relación de pareja, conviviendo juntos, entre estos dos.