7.7.16

Ray Donovan y la religión, maten al padre Romero por pesado (opinión 4x1/4x2)

Soy fan incondicional de Ray Donovan, pero, ay, esta cuarta temporada (dos episodios he visto, el 4x1 dirigido por Liev Schreiber).


Al final de la tercera temporada que titulé “despertares pensé que Ray abriría por fin los ojos, dando de lado su canallesca vida y centrándose más en la familia. No podía imaginarme que Ray pasase de Bridget, que se había largado (con su guitarra). Tampoco que no escarmentase tras la amenaza de su mujer Abby que también cogió la puerta. Está claro que su talón de aquiles es su padre, Mickey, que, como el Guadiana, aparece y desaparece porque sin Jon Voight algo de cachondeo sucio le faltaría a la serie.

No me quejo del omnipresente Mickey, me parto con el viejo, lo que me fastidia es el tema de la religión. ¿Cuánto va a durarnos esto?

Con spoilers de los episodios 4x1 (Girl with guitar) y 4x2 (Marisol)

Regresan las alucinaciones de Mickey (que cree ver a su hija muerta) en un episodio, el 4x1 bastante raruno, en el que Ray se despierta de sus heridas y tiene a la mosca cojonera del cura Romero, muy pesado con la idea del perdón. Abby tiene cáncer de mama, así de sopetón, pero no llega a comentárselo a su familia porque no hay familia que valga. Su hija Bridget regresa, pero queriéndose ir al mismo tiempo. Y Ray aparece borracho en su primera reunión a la mesa. Conor ha vuelto en plan macarrita, como si fuera un miniclon de su abuelo. Ray ha ayudado (como siempre) a Hector, un boxeador, que sufrió abusos sexuales de un cura y luego se vio también sometido a los abusos de su hermanastra, Marisol (Lisa Bonet con careto de yonqui). Ray vuelve a anteponer el trabajo a la familia, y coopera con la policía para que suelten a su padre, que ha estado haciendo de las suyas en un casino comandado por Ted Levine, el jefe de Diane Kruger en The Bridge, aquí con unas pintas tremendas (pelo largo, look de tejano).

A Mickey le va el delinquir, así que ya sabemos que regresará a ese casino y la volverá a liar parda. Y espérate a ver qué repercusiones tiene la jugada de Ray entregando a la policía a uno de los mafiosos más buscados. Bridget podría estar en peligro por culpa de su padre y Conor podría hacerse el gallito cuando menos nos lo esperemos. ¿Cómo reaccionará Ray a la enfermedad de su mujer?

Luego está este otro nuevo personaje interpretado por Embeth Davidtz,  irreconocible también, como galerista gafapasta que le regala a Ray un cuadro que le recuerda a su hija. Una trama parecida hemos visto en Daredevil.

Por lo demás, me interesan más las historias, siempre intrigantes, de los hermanos. Bunchy es capaz de regalarle un consolador a su mujer embarazada porque le da palo metérsela. Y Terry sigue con un temblor que se acrecenta lo que no es óbice para que ligue con una policía (¿una poli?, cuidao).

Ray, necesitas enfocar tu vida de nuevo. Y, por favor, padre Romero, coja la guitarra de Bridget y pírese lejos.