14.8.16

Killing Reagan: Cynthia Nixon interpreta a Nancy Reagan en esta película sobre el intento de asesinato de Ronald Reagan

Cynthia Nixon (Sexo en Nueva York) será Nancy Reagan en Killing Reagan, que estrenará en noviembre el canal National Geographic en EE UU y en España en 2017.


Junto a Nixon, Tim Mathison (El ala Oeste de la Casa Blanca), como Ronald Reagan, y Kyle S. More (Brooklyn Nine-Nine), como John Hinckley Jr., el perturbado que disparó contra el presidente para llamar la atención de Jodie Foster. Este tipo podría salir en breve del psiquiátrico donde ha pasado 35 años.

El canal ya ha estrenado documentales del mismo estilo, con los casos de Lincoln, Kennedy y Jesus.


Nota de prensa oficial
Killing Reagan arranca a finales de 1980, en plena batalla entre Ronald Reagan y Jimmy Carter por el despacho oval. Con la ayuda de su protectora esposa Nancy y su grupo de asesores de confianza, que incluye a Jim Baker III (Geoff Pierson, “Castle,” “Dexter,” “Boardwalk Empire”), Mike Deaver (Jeff Harlan, “Parks and Recreation”, “NCIS”), James Brady (Michael H. Cole, “Dirty Grandpa”) y Edwin Meese (Joel Murray, “Mad Men”, "Shameless”), Ronald Reagan consiguió ganar las elecciones presidenciales con una holgada ventaja. En los primeros días de legislatura, Reagan tuvo que hacer frente al Congreso y a unos bajos índices de aprobación de la ciudadanía.


Mientras, un joven de 25 años llamado John Hinckley Jr. vive inmerso en una espiral de inestabilidad mental cada vez mayor. Ignora los consejos de sus padres, que insisten para que busque ayuda médica, y empieza a obsesionarse con una joven actriz: Jodie Foster. Después de un desastroso intento de conocerla en la Universidad de Yale, Hinckley decide atraer su atención con una acción extrema, inspirada en “Taxi Driver”: asesinar al presidente.

Aquella tarde del 30 de marzo de 1981, estas figuras tan dispares se encontraron a las afueras del hotel Hilton de Washington. Hinckley disparó seis veces sobre Reagan y su equipo. Un policía local, el Secretario de Prensa de la Casa Blanca, James Brady, y el presidente fueron heridos. Un ataque que sumió a la Casa Blanca –y al país– en un caos que reescribió el curso de la historia: la popularidad del Reagan aumentó durante su recuperación, y el intento de asesinato cambió para siempre la relación son su mujer Nancy.