4.9.16

Ray Donovan 4x10 Ophelia

Me sorprende que en IMDb haya fotos de los dos episodios que faltan por emitir de Ray Donovan, lo que da una ligera idea de por dónde pueden ir los tiros (y nunca mejor dicho).



4x9, 4x8, 4x7, 4x6, 4x5, 4x4, 4x3, 4x2, 4x1

(con spoilers)

Estaba claro que Hector tiene que pelear, y ahora que su mujer se ha llevado a su hija, su único obstáculo emocional podía ser Marisol, su hermana. Al contrario que en Juego de tronos aquí el incesto no se lleva nada bien, así que cuando veo que Hector llega a casa de Marisol y ésta le prepara un baño no me cabe la menor duda de que la va a matar. Y así es. Marisol muere ahogada cual Ophelia. Como a Lisa Bonet no la trago porque sólo parece tener el registro de yonquipur y esta trama no me aporta nada pues no me importa. Ray la tira al agua y lo hace pasar por un suicidio.

Me parece más interesante la tensión entre el ruso y Ray Donovan. La galerista ya no es objeto de cambio así que Ray, por variar, se saca un as de la manga, esto es, robarle al ruso los cuadros y hacerle chantaje. Dmitri (Raymond J. Barry) gana muchos puntos como personaje en este episodio. Cómo se come la langosta con su vodka Ketel One cual mafioso mientras exige conocer al protagonista de su película favorita, Butch. Por momentos pienso en The Americans. Butch, un chulesco interpretado por Jack Kesy (The Strain), es apaleado porque al ruso le fastidia que el actor machaque a los rusos en sus películas. ¿A alguien le importa que le peguen de hostias? En realidad, se lo merece por su actitud de prepotente. Las caras de Ray son siempre un poema. Aunque no suele mover un músculo en este episodio lo pasa realmente mal entre unas cosas y otras. El ruso se carga de un tiro en la cara a uno de los suyos delante de sus narices. Tampoco nos importa porque el tipo estaba cometiendo fraude y era un pijo estirado.

Está claro que Dmitri no sólo quiere sus cuadros de vuelta, quiere una recompensa. Como Hector le debe su vida a Ray, éste jugará con eso, supongo, que con el combate en el ring, para apostar para que el ruso se lleve la pasta. No sé si Hector perderá aposta o se meterá de por medio Mickey y la volverá a liar parda. Bunchy le ha contado a Ray que Mickey se los cargó a todos, así que puede que vaya otra vez a por todas. Mickey tiene un momentazo con Abby cuando ella le confiesa llorando cómo fue la primera vez que se lo hizo con Ray y cómo ése, le dijo Ray, era el momento más feliz de su vida. Ambos se quieren (Mickey y Abby) y se respetan.

En cualquier caso, Ray Donovan apuesta por la tercera edad, con un Mickey en plena forma (Jon Voight y sus 77 años), dispuesto a cumplir con sus hijos y con un ruso, Dmitri, de su misma quinta (Raymond J. Barry con 77, también), manejando los hilos desde la sombra. En ambos casos, son dos personajes con tablas, sin miedo a la muerte y dispuestos a lo que sea con tal de dejar el pabellón bien alto.

Terry sigue con su novia la policía que, debajo de ese uniforme, tiene un cuerpazo que exhibe para que no quede ninguna duda. Si alguien muere esta temporada, ése podría ser Terry, no sé si por su enfermedad o porque siempre está a punto de diñarla y ya ha tenido demasiada suerte.

1 comentario:

Marilo Martin dijo...

Buena crítica de este episodio y quiero ver cuanto antes cómo resuelven el trío Abby Dmitri y Ray