16.10.16

Luke Cage, el Hulk negro rodeado de mujeres inteligentes

(opinión y curiosidades de la primera temporada de Luke Cage, con spoilers. Luke Cage se puede ver entera en Netflix)

Luke Cage viste Carhartt, que lo sepas.
TRAS DAREDEVIL Y JESSICA JONES, LLEGA LUKE CAGE
Cuando se anunció Luke Cage me apetecía mucho. No soy de superhéroes, pero Netflix ha conseguido que me enganche a Jessica Jones, sobre todo, y a Daredevil sin mucho esfuerzo. No son héroes al uso, reniegan de sus poderes y su objetivo no es matar al villano de turno, lo que los hace mucho más vulnerables. Netflix también ha conseguido engordar el hype anunciando The Defenders, que los uniría a todos, entiendo que contra todos los villanos que ya conocemos y los que nos faltan. Hace unas semanas estuve en el rodaje en Nueva York de Iron Fist, el cuarto personaje con serie propia (sin contar a The Punisher) que se unirá a todos los demás. Daredevil me costó al principio. El tono oscuro, la lentitud de las tramas en general, los secundarios para abofetear, pero qué villanos. Con Jessica Jones me pasó al contrario, me gustaba mucho esta tipa macarra, menos los malos que la acosaban. En Daredevil conocimos al personaje de Rosario Dawson, como Claire, la enfermera. Jessica Jones nos introdujo a Luke Cage que, por entonces, tenía un bar.



El primer villano coronado a lo Notorious BIG.
LUKE CAGE, HÉROE DE HARLEM
Luke Cage (Mike Colter) se ayuda ahora de Claire y tiene como amante - cómplice a la detective Misty Knight (Simone Missick). Para rebajar la testosterona del Hulk negro hay que meter feminidad como sea (ahí está también la jefa de Misty, la inspectora Priscilla Ridley). Sus poderes surgen por un experimento fallido. Era policía e ingresó en la cárcel por culpa de su hermanastro, Willis Stryker, ahora Diamondback. La serie es la más lenta de las tres, pero gana en ambientación, se ve la calle, esa barbería donde comienza y acaba todo, esos secundarios que hablan de la cultura negra a través de libros, música y películas, esa especie de Cotton Club por cuyo escenario pasan todo tipo de intérpretes de música negra… Y luego están estos villanos negros que visten como en Boardwalk Empire. A Diamondback, Erik LaRay Harvey, le recuerdo de la serie de Scorsese. Es el malo number 1, tras la muerte de Cornell, Cottonmouth (Mahershala Ali) (pedazo secuencia cuando se “corona” con la foto del rapero Notorious BIG) y la desaparición de Scarfe, el detective blanco compinchado, pero a mí me gusta más esa pareja de extraños: la prima de Cornell, Mariah Dillard (pronúnciese MARIAIA) (Alfre Woodward) y su zapato plano, y, sobre todo, ese líder que simula ser el escudero, Shades y sus gafas de sol RayBan (el hombre Martini), interpretado por Theo Rossi (Sons of Anarchy), que tiene un sex appeal acojonante. Para rizar el rizo Shades conoce a Luke de la cárcel y que Mariah sea la prima que se carga a su primo entronca con ese Luke Cage que se enfrenta a vida o muerte ante su hermanastro. Cosas de familia.

NO ME EXPLIQUEN LA CI-FI Y METAN MÁS A WU-TANG CLAN
Lo peor de la serie es, como digo, la lentitud y algunos diálogos redundantes entre personajes. Cuando a Luke Cage le disparan y están a punto de matarlo con unas balas especiales llamadas Judas, asistimos a otro experimento para que Claire le pueda operar. Que nos intenten explicar qué están haciendo es bastante absurdo. Prefiero que hagan lo que sea y que no intenten racionalizar la ciencia ficción. Me gusta, sin embargo, que Luke Cage sea prácticamente mudo, hasta rozar la estupidez, porque eso da pie a que nos fijemos en su fuerza bruta y, especialmente, en su sensibilidad, paradójicamente. También da más cancha a los personajes femeninos que son aquí los más inteligentes y perspicaces. A mí que me encanta la cultura negra, me han flipado algunos guiños, o escuchar a Wu Tang Clan en una de las primeras escenas donde vemos a Luke Cage en acción y en el episodio 12 encontrarme a Method Man haciendo de sí mismo y rapeando al héroe. En este episodio también asoma Stan Lee, pero ya no lo hace en la comisaría (como vimos en JJ y DD), si no en la tienda donde Luke se intercambia su sudadera agujereada con Method. La marca Carhartt sale everywhere y en cuanto a estilismos tiene gracia que en Harlem se pongan de moda las camisetas con agujeros.

Claire va a conocer en breve a Iron Fist…
SOBRE EL FINAL Y LO QUE VEREMOS EN LA SEGUNDA TEMPORADA
Qué veremos en la segunda temporada de Luke Cage por lo que nos cuenta el último episodio. Alex, la mano derecha de la concejala Dillard, me da la sensación sin tener ni idea, que trigo limpio no es. O esta mujer se hace una hijaputa o Shades se hace con el poder. A Luke le han dejado con las ganas de montárselo con Claire y es enviado a la cárcel de nuevo, aunque dice que no pretende estar inactivo. En el Harlem’s Paradise sigue sonando la música cuando vemos a la detective Misty Knight en plan pibonazo pelo afro y con ganas de venganza. Claire coge un anuncio en la calle para dar clases de artes marciales lo que supongo que la hará conocer a Iron Fist, también le dice a Luke Cage que conoce a un buen abogado que podrá llevar su caso, que no es otro que Daredevil. La barbería vuelve a estar hecha un destrozo y allí continúa Bobby Fish, el que juega al ajedrez contra sí mismo, interpretado por Ron Cephas Jones, al que acabo de ver en This is Us (que recomiendo). Él encuentra los papeles que demostrarían que Luke Cage es inocente. Sorpresa - cliffhanger final: el científico que le dio poderes a Luke Cage hará lo mismo con un herido Diamonback... Siempre.