6.5.16

El final y el principio de 18 series de televisión

Celia Gómez recopila el principio y el final de 18 series de televisión.

Final de Perdidos.



Así vemos cómo empiezan y acaban: Hannibal, Mad Men, Twin Peaks, American Horror Story: Murder House, Breaking Bad, Prison Break, Los Soprano, Californication, The Wire, Frasier, Oz, The Newsroom, Carnivale, Perdidos, Roma, A dos metros bajo tierra, Sons of Anarchy, Dexter y Friends.


5.5.16

The Good Wife 7x21 no llores más Alicia

Sólo falta un episodio para despedirnos de Alicia Florrick. La gran duda: ¿logrará Alicia quitarse el sanbenito de “buena esposa” y decidirá, por fin, deshacerse de ese lastre llamado Peter o volverá a reincidir, una vez más, quedándose a su vera hasta que salga de la cárcel?


Como espectadora de The Good Wife, y, especialmente como mujer, deseo lo primero. También querría que Peter fuera derecho a prisión por plasta, pero no si ello conlleva que lo haga también su paciente mujer. Llegados a este punto, Alicia debería haber abierto los ojos a la realidad. Peter le confiesa que no le gusta el vino, a pesar de haber compartido copazos juntos (es decir, celebrando triunfos). Este detalle encierra la clave para entender al mayor de los mentirosos. Me da igual que haya sido o no infiel, que haya ayudado a fulanito, que sea un político corrupto. Lo que me importa en The Good Wife es que Peter no se merece el nivel de lealtad que le regala Alicia. Mientras dudamos de Peter, y siempre quedará esa duda, aunque salga absuelto al estilo OJ Simpson, confiamos en Crouse. En el mismo ascensor donde Alicia ha vivido momentos de lo más intensos, ella le dice a Crouse que necesita tiempo. ¿En qué quedamos: hay o no hay tiempo? “No soy alguien a quien le guste sentirse sin ataduras”. Joder, Alicia, libérate ya. Haces como que lloras delante de Canning porque sabías que tu marido te engañaba. Entonces, ¿a qué esperas? Huye. Crouse no sabe qué hacer. Normal. XX le anima a “proteger” a Alicia, a ayudar a tomar su decisión. A mí estos diálogos me parecen de párvulos porque hay un personaje, que es Alicia, que parece un pato mareado. Es alargar la situación para llegar a un último episodio en el que se viva una situación parecida a la del piloto de la serie. Si Peter acepta el trato e ingresa a prisión dos años o el jurado le declara culpable, ¿volverá Alicia a protagonizar el día de la marmota? Si, supuestamente, vuelve Will en un guiño, ¿no será que el recuerdo de Will animará a Alicia a dejar de perder el tiempo y decidir por sí misma sin la sombra PETERpanesca? Aplausos para esa pequeña gran escena en la que Diane solloza entregándose por completo a Kurt tras exigirle (y recibir) una lealtad inusitada. Eso, por parte de Kurt, demuestra su amor incondicional hacia Diane.


Pero nada tiene que ver con Alicia, ya no quiere a Peter, sólo le puede mover el cariño y esta relación está muy tocada. Es cierto que en la corte, la pareja hace el paripé tomándose la mano para que el jurado tenga en cuenta esa fuerza de pareja, pero en la cocina de Alicia, en la última imagen, se produce la misma imagen, abrazados, como si fueran uno. Todos han mentido (o, al menos, no han dicho la verdad) con tal de salvar a uno de los suyos. Al final, parece que Peter sea el protagonista de The Good Wife y eso me molesta, y mucho. Si la reforma del bufete pasa porque parece una tienda de Apple de 2009, ¿no será ésta la reflexión que nos tenemos que hacer a estas alturas? ¿No es esta Alicia Florrick muy de 2009, año en que se estrenó la serie, la que ha tocado techo y lo ha roto, la que debería abrirse camino, expandirse, sin mirar atrás? Ojalá ese final. Que la libertad de Peter signifique la de Alicia, pero que la culpabilidad de Peter no recaiga también en esta mujer. Eso, no.

7x1, 7x2, 7x3, 7x4, 7x5, 7x6, 7x7, 7x8, 7x9, 7x10, 7x11, 7x12, 7x13, 7x14, 7x15, 7x16, 7x17, 7x18, 7x19, 7x20

Estilo Schiaparelli: Fashion and Arts colección otoño-invierno 2016

Elsa Schiaparelli fue una de las diseñadoras más atrevidas. Su última colección otoño-invierno 2016 recoge todos sus códigos: candados alados, corazones, ojos y bocas, viajes exóticos…

http://magazine.trendspeaker.es/moda/2016/5/5/inspiracin-schiaparelli-de-la-langosta-a-los-candados-alados


Todo empezó con una langosta…
 Leer más.

4.5.16

Piloto. The Five (Sky1), un thriller con niño desaparecido al estilo Stephen King

Las series han encontrado un filón en casos de niños desaparecidos. De la más reciente me quedo con The Missing o con la que veo actualmente, The Family. Estas dos series comparten con la británica The Five la desaparición de un chaval y la posibilidad de que siga vivo (con matices en cualquier caso).


The Five arranca como en una de esas historias que tanto le gustan a Stephen King: con cinco chavales (los cinco del título) que están solos en un bosque, cuando deciden mandar a casa al más pequeño, hermano de uno de ellos. Este niño no llegará nunca a su destino y desaparecerá. 20 años después, vemos cómo es el día a día de esos cuatro amigos. Lo más destacable es que uno de ellos es policía y se tendrá que enfrentar a un caso que abrirá de nuevo la herida, pues encuentran el ADN de aquel niño (ahora, con 25 años) en el escenario de un crimen. Resulta chocante pues en su momento, como ocurre en The Family, hubo un pederasta que se autoinculpó de su asesinato. El más conocido de The Five es Tom Cullen (Downton Abbey), también aparece Hannah Arterton (hermana de Gemma Arterton).


Lo mejor de The Five es el caso en sí mismo, bastante original, pues plantea un montón de preguntas, más allá de las habituales de ¿qué le pasó, dónde ha estado?, como: ¿es el desaparecido un asesino, se está vengando de sus secuestradores, tiene alguna otra razón para matar o vuelve a ser una víctima más?), dando a entender que su caso de desaparición posiblemente no haya sido el único y se trate de una red, además, logra que estos cuatro personajes vuelvan a unirse (muy a lo Stephen King como decía). Tiene suspense, drama familiar y acción.

Lo peor es la falta de carisma de alguno de los personajes (porque sabemos poco y son dudosos) o sentir que, en ciertos momentos, queremos que las cosas se aceleren un poco más, que nos proporcionen más pistas de lo sucedido: lo que significa que engancha.

The Five se emitió en Sky1 y consta de 10 episodios de una hora cada uno. Es una historia original para televisión del exitoso autor de bestsellers Harlan Coben.

3.5.16

Piloto. Por qué The Ranch (Netflix), con Ashton Kutcher, es Dos hombres y medio en un rancho

El piloto de The Ranch me recuerda lo peor de Dos hombres y medio (2003-2015). Ashton Kutcher (Colt Bennett) regresa a casa, con fama de alcohólico, guaperas facilón y “enemigo” de su familia, pues ha ido a su rollo. Un Charlie Sheen en potencia.


También tiene un hermano (Danny Masterson como Rooster), que es más tranquilo y sensato que él (a lo Jon Cryer, pero sin hijo). Kutcher y Masterson vuelven a trabajar tras Aquellos maravillosos 70 (1998-2006). No me extrañaría nada que llamaran al resto del elenco para la confirmada segunda temporada: Mila Kunis, obviamente (pareja de Kutcher) o Laura Prepon (Orange is the New Black es de Netflix).

El tercero en discordia no es el hijo/sobrino, si no el padre (Sam Elliott, Beau Bennett). Este señor, republicano y dueño del susodicho rancho, está dolido con el hijo pródigo, así que, de primeras, le putea. Al final del piloto, todos han hecho las paces y son felices, vaya.


Con tanta testosterona era necesaria alguna mujer. Este papel recae en la madre (Debra Winger, con unas piernas de spinning que dan miedo), dueña de un bar (el Maggie's), que facilita el alcoholismo del niño, que odia a su marido (están separados), pero se acuesta con él. El sex appeal de estos machos es inimaginable. Kutcher ayuda a parir a una vaca (escena que hemos visto millones de veces con el susodicho metiendo el brazo entero al animal). La madre hace un chiste mañanero (guiño Cócteles fuera de serie) pidiéndole a su hijo los ingredientes para hacer un Bloody Mary. "Tómate cuatro y te dará igual cómo te huela el brazo".

En el piloto aparece otra mujer (Kelli Goss), en este caso, florero, y Ashton Kutcher se la intenta trajinar como hacía en Dos hombres y medio. Ella le seduce, sí, pero la forma de rodar la escena y todo el infumable diálogo es muy Chuck Lorre. Por supuesto, también hay risas del público, para que sepamos dónde reírnos, y Kutcher va de niño bueno en el fondo, pues, jugador de fútbol americano frustrado, consigue jugar de nuevo, aunque prefiere decirle al progenitor que le echará un cable con el rancho, por temor a perder el negocio familiar.

Demasiado tío para mí, demasiada risa fácil y algunos de esos chistes guarros que ya no se llevan. Es increíble cómo Netflix apunta en todas direcciones: la facilona The Ranch nada tiene que ver con la magnífica Unbreakable Kimmy Schmidt. La idea era mostrar los pueblos del Medio Oeste como nunca se han mostrado, sin necesidad de tener que reírse de los estereotipos y dejando que esa otra América sea la que se ría de Hollywood (llevar unas botas Ugg es afeminado según el piloto, vaya nivel). De hecho, todos los episodios tienen nombre de canciones del cantante de country, Kenny Chesney (para el ránking de títulos raros de series). Esa América, dicen sus creadores, no está tan de moda en televisión. Pues si no está de moda por algo será: porque no hacen gracia chistes de hombretón de campo (al menos, a mí). Por no hablar de Ashton Kutcher representando al eterno teenager a sus 38 años.