26.5.15

Jane the Virgin 1x22 (finale) ¿son estas mujeres latinas, feministas?

Más allá de los cameos (como el de Bisbal, Juanes y Paulina Rubio), más allá de Rogelio de la Vega y de esa madre (Rita Moreno) que supera el límite permitido del culebrón alocado, más allá de que continúe el "legado latino" de Ugly Betty (está de moda lo hispano hasta en las princesas Disney), Jane the Virgin ha creado su propia atmósfera (supuestamente) feminista protagonizada por tres generaciones. No es una serie perfecta y entiendo que no todo el mundo soporte esos resúmenes previos que ironizan el tempo de serial pasional. También es verdad que cuando hablas de esta Jane "virgen" y de la obsesión con la virginidad heredada de su abuela, muchos se echan para atrás. La madre de Jane la tuvo joven y soltera, algo que desaprueba la abuela, pero sin ese desliz, Jane no hubiera nacido. En una serie blanca (de contenido), protagonizada por gente de piel morena, no se menta el aborto, que es como el diablo, y el guión se escuda en una determinada cultura, la latina, que si se mueve por pasión pues apechuga con las consecuencias (apechuga mal y aquí me posiciono). En el caso de Jane, virgen, recordemos, con su flor intacta y sus temores infundados, de desliz nada, que ella no tiene la culpa de ser inseminada artificialmente. Pues tampoco se habla de aborto y la joven se embaraza y continúa toda esta primera temporada hasta que nace el bebé. Con ese sentimiento ambiguo me meriendo esta primera entrega: ¿son o no son estas mujeres feministas? Apartando a un lado el tema heredado de la abuela sobre la virginidad, las tres mujeres (abuela, hija y nieta) están solteras. Viven juntas. Se valen por sí mismas. Los únicos hombres "importantes" que pasan por sus vidas resultan ser: un cura (la abuela), el padre de Jane, snob millonario (hija) y el padre del hijo de Jane (otro rico) y su novio (un policía blanco de ojos azules). Cura, policía, dueño de un hotelazo, actor de culebrones forrado y famoso… Qué curioso que no haya un parado o un chulazo o un negro, por decir otras opciones. Los dos extremos (ellas, humildes; ellos, bien posicionados), tan increíbles como los giros de guión que se suceden en la serie. Pues bien, después de verle los tres pies al gato, se me pone la piel de gallina en el parto de Jane. Ver a estas tres mujeres, tan retrógadas como divertidas, tan con los pies en la tierra como insensatas, llorando, abrazadas, cuando nace otro Villanueva, me emociona. Creo que éste es uno de esos momentos seriéfilos del año en los que comprendes porqué sigues una serie. No me toca la fibra porque nazca un niño sino porque estoy con ellas, porque a pesar de no entender algunas de sus decisiones me parecen grandes mujeres que hacen lo que pueden por sobrevivir, tres amigas que permanecen unidas pase lo que pase. Éste es el mensaje con el que me quedo, que es enriquecedor y positivo. Que como mujer puedes elegir lo que quieras elegir, y si lo haces mal habrá sido una decisión propia. Ellas lo hicieron. La madre de Jane no le dijo a Rogelio que estaba embarazada, cuando lo podía haber aprovechado para su bienestar. Y Jane permanece virgen no por miedo a quedarse a embarazada sino porque ha decidido dejar de serlo cuando crea conveniente. "Un hombre que hace de héroe tiene que serlo", dice Rogelio de la Vega cuando se registra en un hotel con el nombre de Antonio Banderas. Las mujeres Villanueva son mis heroínas, como lo ha sido Peggy Olson en Mad Men. Esas mujeres aparentemente carcas y fuera de onda que saben lo que quieren, que meten la pata, sí, pero son capaces de elegir, que van contracorriente a su manera, que no tienen miedo a estar solas. No sé qué pasará en la segunda temporada con la virginidad del título, pero no espero grandes cambios en las mentalidades de estas señoras, o al menos ojalá que sigan siendo ingenuas: que ser buenas personas escasea en televisión.

Ranking posters de series en el agua

(esta entrada se irá actualizando)
Recopilación de pósters de series de televisión en los que aparece agua.

La segunda temporada de BoJack Horseman nos trae al caballo macarra caminando sobre el agua, entre botellas, petacas y paquetes de cigarro flotando en el agua del mar.

25.5.15

Las series que más echo de menos: Los Soprano, Perdidos, Friends, Firefly y Extras

Daríamos lo que fuera porque volvieran. Son las series que nos han emocionado, que han convivido con nosotros durante años, que han formado parte de nuestras vidas, hasta que un día, pum!, nos pareció haber vivido un sueño. Canceladas o finalizadas, los protagonistas de esas series desaparecieron de un día para otro. Por eso, si me dieran a elegir qué cinco series desearía que nunca hubieran acabado o que resucitasen en este mismo momento, éstas serían mis elegidas.


Los Soprano (1999-2007)
Cuando murió James Gandolfini lloré. No entendía qué me pasaba. Comprendí que había formado parte de mi vida durante seis años interpretando a un mafioso al que paradójicamente tomé cariño. Tony Soprano es mi personaje favorito de todos los tiempos y Los Soprano la serie que me hizo entender que la llamada caja tonta había dejado de serlo. En 2013, el sindicato de guionistas de América (WGA) eligió Los Soprano como la mejor serie escrita de la historia. Y lo sigue siendo. Sin Tony Soprano no existiría ni Dexter ni Walter White ni McNulty. Desde esos títulos de crédito que nos alejan de la idílica Manhattan cruzando un oscuro túnel que nos lleva al infierno (New Jersey), hasta ese final ambiguo en un bar, sentados a la cena, rumiando unos aros de cebolla, Los Soprano encumbró al antihéroe, nos mostró las miserias del poderoso, logró que aplaudiésemos a ese enorme tipo cuando estrangula con sus propias manos a un tipo hasta matarlo. Echo de menos a este Padrino de la periferia, implacable con sus enemigos y bonachón con su familia, sus camisas a rayas XXL, el Bada Bing, a esa Carmela Soprano enamorada de un cura, a ese hijo suicida, a esa niña que lo tiene todo, al Moltisanti más yonqui, a Steve Buscemi dirigiendo el famoso episodio de la nieve…  Sin Gandolfini ya no habrá Sopranos que valga y, tal vez, sea mejor así.

Los mejores momentos de Los Soprano.


24.5.15

Wayward Pines, el pueblo perdido de Shyamalan

(subida originalmente 12.05.15)

(review sin spoilers) Wayward Pines tiene nombre de pueblo como Twin Peaks. Reconoce Blake Crouch, en el primer libro de la trilogía en el que se basa la serie de Fox, que la serie de David Lynch le marcó profundamente a la hora de imaginarse este pueblo con misterio. La vuelta de tuerca es la resolución del enigma, ya que no estará basado en algo sobrenatural sino que tendrá una explicación lógica. Es más, la primera temporada cerrará un ciclo (entiendo que igual que en el libro, Wayward Pines. El paraíso de editorial Destino en España), con las respuestas a todas nuestras preguntas. También ha sostenido esta misma teoría el productor de la serie y director del piloto M. Night Shyamalan, del gusto siempre de esos twists que nos dejan desconcertados. Insiste también en que todo será explicado y que sus guionistas han escrito una biblia para no caer en cagadas lostianas. Sin embargo, el piloto comienza como la serie de J. J. Abrams, con Matt Dillon abriendo un ojo en medio de altos árboles (los pinos del título), lo que hace que te replantees todas estas indicaciones. Una vez visto el primer episodio, con un final tan inquietante como lleno de respuestas, pienso que no me van a tomar el pelo, que ese pueblo puede parecer una isla (ya que el protagonista no puede salir de allí) pero me dan claves desde el primer momento para ir formándome mis propias teorías. Matt Dillon es un agente del FBI que sufre un accidente de coche y ahí, con su parcial amnesia y en un pueblo extraño de Idaho, comienza su calvario. Los personajes que vamos viendo (la enfermera, el sheriff, el médico, la camarera…) se comportan de forma raruna. Todo parece inquietante y en vez de Humo negro hay grillos falsos. Las actuaciones están bastante exageradas, pero da gusto ver a nominados al Oscar como el propio Dillon, Melissa Leo, Terrence Howard y Juliette Lewis. Como buen piloto, de lo que espero sea buena serie, tal vez la mejor de 2015, se agolpan las preguntas en poco tiempo, pero se nos dan algunas respuestas. Incluso desde la intro, con esos muñecos en miniatura en medio de un falso decorado, una maqueta. Empatizas con el protagonista, ¿qué harías tú, cómo te comportarías en semejantes circunstancias? Al fin y al cabo se trata de sobrevivir entre extraños. Y para más inri, tenemos a un tipo inestable, que al parecer sufre alucinaciones, del que es fácil desconfiar. Te será fácil recordar otras series como Les Revenants, La cúpula, El prisionero e incluso pelis como El bosque, de Shyamalan. Lo mejor es que no engaña como otras series hacen, provocando el desconcierto, pero también el desengaño final. Lo peor es pensar que el quiz de la cuestión sea más evidente de lo que uno se espera y que su desarrollo visual no esté a la altura.

Entrevista a Shyamalan en español sobre Wayward Pines y Twin Peaks.
Wayward Pines se estrena en Fox el 14 de mayo
Más info de la serie.

(review con spoilers del piloto y del resto de episodios) 

23.5.15

Poltergeist (1982): la habitación de un friki de Star Wars

Como estrenan el remake de Poltergeist, con Sam Rockwell (aquí mi opinión de esta versión innecesaria), me animo a volver a ver la de 1982, que produjo Spielberg y dirigió Tobe Hooper. Parece que no han pasado los años por ella, sigue entreteniéndome y dando esos sustos típicos de los 80, al estilo Indiana Jones, con lo que más que pasarlo mal te reías y te venías arriba. Me llama la atención varias escenas sexistas. Cómo la madre de 32 años va en camiseta ceñida y shorts vaqueros, o con una camiseta de fútbol americano por encima de las rodillas. Peor aún es cuando la hija menor de edad pasa por delante de los obreros de la casa, éstos le piropean y la madre, desde la ventana, se sonríe. Acojonante. Sin embargo, lo que me hace escribir esta entrada es el aluvión de alusiones que esconde la habitación que Caroline comparte con su hermano de Star Wars. La promoción es desconcertante. Hay muñecos, un póster, una cabeza de Darth Vader (donde se guardan los muñecos), las sábanas y almohada de la cama… Eso, si hablamos de objetos en los que la cámara no se detiene realmente. Pero, luego, ¡sorpresa! aún hay más.

El niño, que tiene miedo del payaso feo (como para no tenerlo) lanza su cazadora para taparlo. Cuando lo consigue vemos que en la espalda de la cazadora hay una imagen de Chewbacca.


Pero la mejor escena, donde la cámara se detiene de forma premonitoria, es cuando la madre abre la puerta del armario para que entre luz en la habitación, la famosa puerta en la que comenzará toda la odisea de esta familia, al ver cómo su hija es abducida por unas fuerzas extrañas y se comunica a través de la pantalla del televisor con nieve. Pues bien, la madre se da la vuelta y vemos el payaso en el lado izquierdo (luego será poseído, obviamente), pero a la derecha hay un enorme póster de Darth Vader, que personifica la maldada absoluta.

En Los Goldbergs, el abuelo lleva al niño al cine a ver Poltergeist.
Más Poltergeist en Yonomeaburro.

22.5.15

Nostalgia 1997: ese nuevo formato llamado DVD

Abro un número de Cinemanía de 1997. En la sección Cine en casa encuentro este (ahora) simpático artículo. Habla del nacimiento del dvd, en ese momento un hito de las nuevas tecnologías. El "vídeo digital" era un nuevo formato multimedia internacional que iba a sustituir a vídeos, cds y cd-roms. El modelo era un Toshiba y la película que nos animaba a consumir dvds era Michael, con John Travolta (telita). Quede esta imagen para la nostalgia de aquellos que guardamos dvds en casa (y cds, todavía; e incluso vídeos VHS y Beta) y no sabemos qué hacer con ellos (pero qué pena da deshacerse de ellos, ¿no?).

20.5.15

Crítica Poltergeist (2015), el remake innecesario

Se empeña Hollywood en fabricar remakes. Si son de películas de culto de los 80, mejor. El espectador nostálgico ya sabe a lo que se enfrenta. El sucedáneo no estará a la altura y seguirá aplaudiendo, siempre, la originalidad. Otra cosa es que la moderna versión, reimaginada para un público virgen, una nueva generación, se actualice, cobre vida propia y sea capaz de atraparnos por motivos diferentes. Spielberg produjo la historia original, aquélla que comenzaba con el himno nacional de EE UU, confirmando que la emisión televisiva había acabado por ese día. El aparato, un electrodoméstico en la cocina, siempre encendido para hacer compañía, una radio con imágenes, era un miembro más de la familia, aquél frente al que el matrimonio protagonista y sus dos hijos se quedaban dormidos, con el ruido de niebla de fondo. A la Poltergeist del siglo XXI le sobra el televisor –aunque sea un megapantallón high definition– lo que resulta paradójico. Juega con el iPhone de la hija como walkie talkie del más allá, pero poco más. Gil Kenan calca las escenas del original, añadiendo explicaciones a lo sobrenatural, como si una peli de terror las necesitara. Y el problema, tal vez, sea ése: que esta Poltergeist no da miedo (a lo James Wan), algo que hubiera atraído a los fans del género, y se queda como peli familiar que los padres no verán. A destacar: las alucinaciones de Sam Rockwell (eso no lo provocaba la marihuana ochentera) y ¡ese dron! que nos transporta al infierno tras la puerta. Poltergeist (2015) se estrena en España el 22 de mayo.

Poltergeist (1982).

19.5.15

#byeMadMen Especial homenaje Mad Men (2007-2015)

Ilustración de Alberto García para nuestro libro Cócteles fuera de serie.
Opinión del final de Mad Men (2015).
Opinión del piloto de Mad Men (2008).
Y a partir de aquí OTROS posts que he escrito en mi blog durante estos años sobre Mad Men:

Lo último que bebió Don Draper en Mad Men y otros emblemáticos cócteles.
Mad Men en mi libro Cócteles fuera de serie.

Séptima (y última) temporada
Reviews: 7x1/7x2; 7x3; 7x4; 7x5; 7x6; 7x7; 7x8, 7x9; 7x10; 7x11, 7x12, 7x13, 7x14.
Claves de la séptima temporada.

Sexta temporada
Reviews: 6x1, 6x2, 6x3, 6x4, 6x6, 6x7, 6x8, 6x9, 6x10, 6x11, 6x12, 6x13
La sexta temporada desde el punto de vista del misterioso Bob Benson.
Don Draper de niño era feo.
Fotos de la sexta temporada.
Análisis del póster de la sexta temporada.
Quinta temporada
Reviews: 5x1, 5x7, 5x13.
Análisis del póster de la quinta temporada.
Récord: 17 nominaciones a los Emmy.
Cambian al hijo de Don Draper por otro actor.
Fotos de la quinta temporada.

Cuarta temporada
Reviews: 4x1, 4x4, 4x7, 4x8, 4x9, 4x12, 4x13.
Fotos de la cuarta temporada.
La secretaria viejuna es la madre de Karate Kid.
Extras del dvd de la cuarta temporada de Mad Men.
Mad Men, favorita en los Emmy 2011.
Tercera temporada
Reviews: 3x1
Poster tercera temporada.
Emmy 2010.
Extras dvd.
Segunda temporada
2x1
Emmy 2009.
Primera temporada
Mi opinión del piloto de Mad Men.


Algunos de mis artículos sobre Mad Men en prensa.

Sobre la segunda temporada de Mad Men en la revista Cinemanía (2008).
http://yonomeaburro.blogspot.com.es/2008/06/y-la-publicidad-cre-los-mad-men.html

Sobre el estilo de Mad Men (reportaje a seis páginas, Cinemanía octubre 2010).


Mi reportaje sobre Jon Hamm y Mad Men en portada de On Madrid.


http://yonomeaburro.blogspot.com.es/2010/10/mi-reportaje-de-jon-hamm-mad-men-hoy-en.html

Mi miniensayo de la relación de Don y Peggy para La Vanguardia





Mi artículo en YoDona.com sobre el vestido de Mad Men.

http://yonomeaburro.blogspot.com.es/2010/08/como-ser-betty-draper-en-yo-dona-el.html

Claves en común de Mad Men, True Blood y Fringe, mi artículo en la revista Digital+ (2009). 

http://yonomeaburro.blogspot.com.es/2009/03/mad-men-true-blood-y-fringe-en-digital.html




18.5.15

Mad Men 7x14 ¿ha sido un buen final? #byeMadMen

Los teléfonos omnipresentes en todo el episodio.

(Mad Men 7x14 Person to Person) review/opinion)
Reviews: 7x1/7x2; 7x3; 7x4; 7x5; 7x6; 7x7; 7x8, 7x9; 7x10; 7x11, 7x12, 7x13
Claves de la séptima temporada.

Especial Mad Men (sólo MUY fans)

(sin spoilers) El de Los Soprano es mi final favorito. El peor para mí, el de Perdidos. Y me defraudó muy mucho (con lo que me gusta la serie), el de A dos metros bajo tierra. De los últimos, podría comparar el final de Mad Men con el de Breaking Bad. En ambos había dos opciones evidentes: o la muerte de los personajes (aunque no fuera física) o la resurrección de entre las cenizas. Sin contar nada más (para eso está mi análisis con spoilers), el final de Mad Men no rompe el tempo de la serie, no es apoteósico ni necesita serlo, parece más bien una broma entre el creador y su audiencia más fan. Y, sin embargo, resulta en sí mismo chocante, porque, como siempre en Mad Men, las imágenes necesitan de una segunda lectura. Es un final lleno de esperanza, muy afin a la época (los 70), y, por eso mismo, muy liberador, tal vez, demasiado. Podrá no gustar, pero será recordado siempre. Refleja a esa América naíf, que aún creía que podía cambiar el mundo y de la que, en realidad, se aprovechaban unos cuantos. Don quería vender felicidad, no lo olvidemos. En una serie en la que han sobrado muchos de sus episodios, pero que, al mismo tiempo, ha logrado darle protagonismo a todos sus secundarios, es un final reposado, del que apetece hablar, ambiguo e inteligente, pero que no me esperaba. 

¿Qué se bebe en Mad Men?

a partir de aquí, spoilers