29.7.15

Cinemanía agosto 2015 Batman contra Superman

Este mes en la revista Cinemanía llevamos en portada a Batman y Superman por un especial cómic. Por lo que me toca, hablo de Mi casa en París, con Kevin Kline, y otras ciudades donde un americano se pierde en la ciudad francesa; las exposiciones más sexy del mes (con María Cañas, Jeff Koons, Steve Schapiro y Herb Ribbs) y Cara Delevingne contra la moda, destapa sus trapos sucios con el estreno de Ciudades de papel.

En la Sección de series: los estrenos del mes con Fear The Walking Dead a la cabeza (en AMC el 24 de agosto). Significant Mother (CBS 3 agosto) con Krista Allen ligando con el amigo de su hijo y otras cougar del cine. Entrevista de Patricia Puentes a Jake McDorman por Limitless (cbs 22 septiembre), versión televisiva de Sin límites (2011) con (también) Bradley Cooper. De viaje por la Ruta 66 con las series que se localizan de California a Chicago. Descubrimos dónde fueron becarios algunos famosos. Análisis de la trayectoria de Edward Burns, el hijo de policía que ama la Mafia y que estrena sy proyecto más personal: Public Morals (TNT USA 25 agosto). Reportaje de Juan Manuel Freire de las 10 grandes bodas gay televisivas, con guiño a la última, la de Ian McKellen en Vicious. Este mes en mi columna de opinión me pregunto: ¿Son las series una adicción, tú qué crees?

Por cierto, éste es el último mes que apareceré como Jefa de sección de la revista que me daba de comer desde 2007. Cinemanía comienza nueva andadura en otra empresa a partir del número de septiembre y, si todo sale bien, seguiré colaborando de forma externa. Buena oportunidad ésta para que me digáis que cambiariais de la sección de series y/o qué os gusta más.

Espero que os guste!

Más series en mi blog de Cinemanía.


Julio 2015
Junio 2015
Mayo 2015
Abril 2015
Marzo 2015
Febrero 2015
Enero 2015
Portadas 2014
Portadas 2013

28.7.15

Wayward Pines, el pueblo perdido de Shyamalan (reviews)

(subida originalmente 12.05.15)

Hoy, diferencias de la serie con el final del libro (debajo)

(review/opinión sin spoilers) Wayward Pines tiene nombre de pueblo como Twin Peaks. Reconoce Blake Crouch, escritor de los libros en los que se basa la serie de Fox, que la serie de David Lynch le marcó profundamente a la hora de imaginarse este pueblo con misterio. La vuelta de tuerca es la resolución del enigma, ya que no estará basado en algo sobrenatural sino que tendrá una explicación lógica. Es más, la primera temporada cerrará un ciclo (entiendo que igual que en el libro, Wayward Pines. El paraíso de editorial Destino en España), con las respuestas a todas nuestras preguntas. También ha sostenido esta misma teoría el productor de la serie y director del piloto M. Night Shyamalan, del gusto siempre de esos twists que nos dejan desconcertados. Insiste también en que todo será explicado y que sus guionistas han escrito una biblia para no caer en cagadas lostianas. Sin embargo, el piloto comienza como la serie de J. J. Abrams, con Matt Dillon abriendo un ojo en medio de altos árboles (los pinos del título), lo que hace que te replantees todas estas indicaciones. Una vez visto el primer episodio, con un final tan inquietante como lleno de respuestas, pienso que no me van a tomar el pelo, que ese pueblo puede parecer una isla (ya que el protagonista no puede salir de allí) pero me dan claves desde el primer momento para ir formándome mis propias teorías. Matt Dillon es un agente del FBI que sufre un accidente de coche y ahí, con su parcial amnesia y en un pueblo extraño de Idaho, comienza su calvario. Los personajes que vamos viendo (la enfermera, el sheriff, el médico, la camarera…) se comportan de forma raruna. Todo parece inquietante y en vez de Humo negro hay grillos falsos. Las actuaciones están bastante exageradas, pero da gusto ver a nominados al Oscar como el propio Dillon, Melissa Leo, Terrence Howard y Juliette Lewis. Como buen piloto, de lo que espero sea buena serie, tal vez la mejor de 2015, se agolpan las preguntas en poco tiempo, pero se nos dan algunas respuestas. Incluso desde la intro, con esos muñecos en miniatura en medio de un falso decorado, una maqueta. Empatizas con el protagonista, ¿qué harías tú, cómo te comportarías en semejantes circunstancias? Al fin y al cabo se trata de sobrevivir entre extraños. Y para más inri, tenemos a un tipo inestable, que al parecer sufre alucinaciones, del que es fácil desconfiar. Te será fácil recordar otras series como Les Revenants, La cúpula, El prisionero e incluso pelis como El bosque, de Shyamalan. Lo mejor es que no engaña como otras series hacen, provocando el desconcierto, pero también el desengaño final. Lo peor es pensar que el quiz de la cuestión sea más evidente de lo que uno se espera y que su desarrollo visual no esté a la altura.

Entrevista a Shyamalan en español sobre Wayward Pines y Twin Peaks.
Wayward Pines se estrena en Fox el 14 de mayo
Más info de la serie

(review/opinión con spoilers del piloto y del resto de episodios) 

27.7.15

Restaurante Dionisos, tapas griegas en Madrid

Variado de tapas griegas en Dionisos
Dionisos es un restaurante griego situado en Huertas (León, 17). Local pequeño en apariencia, esconde una planta baja para mesas de más comensales. Arriba, éramos unas seis mesas, con poca gente. Si tienes hambre y quieres probar los típicos platos del país tienen un menú por menos de 30 euros bastante atractivo. Decidimos pedir platos sueltos para cenar. Un combinado de tapas (Pikilia) para poder probar un poquito de todo, lo suficiente para tener una idea de los típicos platos griegos (con yogur, caviar rojo).

Ensalada Chipriota en Dionisos.
Y de segundo, mero con patatas (Psari a la Spetsiota, 10,70) y una ensalada Chipriota (8,90), que no estaba muy allá, con trozos de queso sosos y trozos de pan enormes y duros, y una mezcla de lechugas que no me entusiasmó. De postre pedimos, cómo no, yogur de mango con fresas, delicioso: el mango lo echaron sobre el cuenco en la mesa. Aunque, eso sí, el postre tardó lo suyo en llegar. El pan de pita lo cobran (0,80 una torta pequeña) y la cerveza griega Mythos a 2,65 el tercio. Los camareros bastante amables y el ambiente, acogedor.

Psari a la Spetsiota (mero con patatas) en Dionisos.

24.7.15

Sharknado 3, vuelan tiburones con David Hasselhoff

http://yonomeaburro.blogspot.com.es/2015/07/planes-yonomeaburro-indigopizza-xfiles-sharknado-true-detective.html
Nadie daba un duro por ella. Sin embargo, la franquicia televisiva Sharknado se ha convertido en un producto adictivo, un acontecimiento mundial alimentado por la viralidad de las redes sociales y del apetito freak más voraz. Los tiburones salen del agua para sumergirse en locos tornados, tras arrasar Los Ángeles y Nueva York, esta vez, directos a Washington. Como no podía ser menos, la Casa Blanca se ve amenazada por escualos sanguinarios, ya que allí está Fin (Ian Ziering) siendo condecorado (y no, no sale Obama). La virulencia del ataque es tal que llega a la costa de Florida, donde April (Tara Reid), embarazada de Fin, le espera. Junto a ella, su madre (Bo Derek). April tendrá todas las papeletas para ponerse de parto, mientras cientos de sharknados se fusionan en un megasharknado que sólo podrá frenar desde el espacio David (#Hoffnado) Hasselhoff.

Syfy emitió Sharknado Oh Hell No! 3 el 23 de julio.

(opinión con spoilers) No hay dos sin tres, pero, tal vez, ésta sea la peor de las tres entregas. Da igual. Ya está en camino una cuarta donde el fan podrá decidir si Tara Reid sobrevive o no. Todos los que vemos Sharknado nos merecemos una camiseta que lo ponga: “Sobreviví a Sharknado”, porque en realidad la trama siempre es la misma (luchar contra tiburones), también el final (los héroes ganan) y los efectos especiales, una de sus mayores bazas, los peores posibles. En Sharknado se reutiliza todo, seguro que hay los mismos tiburones volando en las tres entregas. Corta y pega. Si David Hasselhoff gana un pastizal lo arreglamos rodando sus escenas solo (se nota a la legua que no siempre está con su hijo en el mismo plano). Que Bo Derek nos dice que ella sólo va a rodar un par de secuencias en Orlando, sin mancharse y, por supuesto, sin que le ataque un escualo, lo que tú digas, que para eso mandas. La peli comienza en Washington con un presidente que ni es negro ni mola nada, se parece físicamente al prota de Posesión infernal, más cuando se enfrenta a los tiburones con sus armas. Por ahí vemos a presentadores variopintos, la escritora megaoperada Jackie Collins y hasta a una de las protas de Z Nation (Kellita Smith) interpretando a una soldado con malas pulgas. “Podría ser peor, podrían ser zombies”, le dice (guiño-guiño) el que fuera Malcolm (in the Middle), Frankie Muniz. Éste muere a lo Monty Python, con varios tiburones arrancándole las extremidades de su cuerpo. Lo mejor de Sharknado es que cualquier cosa es posible: un tiburón bajando por el tobogán de una piscina; un tiburón haciendo un looping en la montaña rusa; un tiburón comiéndose al creador de Juego de tronos, George RR Martin (deja de hacer cameos y escribe). O el rapero Ne-Yo haciendo de agente del FBI. También que una embarazada se cuele en un cohete de la NASA, que los tiburones orbiten alrededor de la Tierra y no mueran, y que esa embarazada (Tara Reid) tenga a su hijo dentro de un tiburón mientras desciende a la Tierra. Todo es una sobrada, de una absurdidad tal, que sólo queda disfrutarla en plan gañán, pero, insisto, creo que las anteriores entregas tenían más gracia y merecían esta pérdida de tiempo. Una incógnita: ¿por qué lleva pinganillo en la oreja Bo Derek; quizás le soplaban sus líneas… pero qué líneas?

23.7.15

Piloto. American Crime, crímenes interraciales

Revenge en el televisor, ¿pista?
Fantástico el piloto de American Crime (ABC) por muchas razones. Timothy Hutton, un actor que nunca me ha dicho nada, está magnífico como padre superado por las circunstancias (el asesinato de su hijo). Está separado de su mujer, una reaccionaria de tomo y lomo, interpretada por Felicity Huffman (Mujeres desesperadas), que nunca me defrauda. La investigación de ese “crimen americano” coloca a varios sospechosos en un tablero de ajedrez en el que nada es lo que parece. Frente a las dos familias blancas, normales, buenas (el otro matrimonio está formado por los padres de la mujer del hijo, que sobrevive): un negro enrollado con una blanca, ambos drogadictos y encantados de ser una pareja interracial, y una familia de hispanos, cuyo honrado patriarca debe lidiar con un adolescente que trapichea a sus espaldas. Cuando aparece el título de la serie en la pantalla, los colores de la bandera USA lo enmarcan suavemente. Esto es EE UU, según el guionista y director John Ridley, donde, los buenos no son tan buenos ni todo es siempre blanco o negro. La (dolorosa) burocracia a seguir tras el descubrimiento del cadáver; la repercusión del crimen en cada núcleo familiar; la facilidad con que cualquiera puede suplantar la identidad de otro o consumir drogas ilegales; la prostitución encubierta y la degradación del ser humano; cómo tratan los medios este tipo de temas… El caso de American Crime, me da la sensación, tiene tantas capas como episodios la serie y al final del piloto te quedas con las ganas de colocar todas las piezas del puzle. Lo mejor es la investigación en sí misma, llena de sorpresas, y la reacción de cada personaje a los hechos; lo peor, tal vez, la excesiva importancia que se le da a la relación de la pareja interracial, con la que es muy difícil empatizar y que llega a cansar.

Curioso. En casa de un dealer al que acude uno de los sospechosos el televisor está encendido y se pueden ver imágenes de las serie Revenge (también de ABC).

American Crime la emite en España Movistar+.

22.7.15

Piloto. Las crónicas de Lizzie Borden (Lifetime), Christina Ricci a hachazo limpio

Desconocía la historia de Lizzie Borden. La interpreta Christina Ricci que tiene cara de antigua. Dos motivos que me animan a ver el piloto de Lifetime. Sin embargo, como me temía, no aguanto ni la mitad. No me llamó la atención en su estreno, algo me decía que no me iba a enganchar y así ha sido. Para empezar, esa cámara estilo videoclip que marea nada más arrancar el episodio, con imágenes entrecortadas y música estridente, mezclando, para más inri, las imágenes de la actual Lizzie con la cruda secuencia del asesinato de sus padres a hachazos. Es bastante desagradable ver cómo Miércoles le atiza con el hacha en la cara a su padre hasta 41 veces (las cuenta una canción que entonan unas cándidas niñas al saltar a la cuerda). Es una exaltación de la violencia que me provoca rechazo, porque le añaden música fiestera y porque no sé quién es esta Lizzie Borden tan macarra para la época en la que vive (año 1893). Sólo sé que ha sido absuelta y que atemoriza a esos niños que le persiguen por la calle. No es lo único que me echa para atrás. Christina Ricci pone ojitos de loqui todo el rato, Clea DuVall (la hermana de Lizzie) tiene su misma cara de perro, el hermanastro es también fino (un loser que ni en Deadwood), y venga el flashback del hachazo y el musicote éste sin ton ni son. Las crónicas de Lizzie Borden o cómo dos hermanas solteronas nos caen antipáticas todo el rato y la investigación de un detective nos interesa cero porque éste carece de carisma.

The Lizzie Borden Chronicles (Lifetime) no se emite en España.

21.7.15

Extant, segunda temporada, claves y curiosidades


En la primera temporada, Halle Berry había tenido un hijo y sus modelitos intentaban ocultar sus redondeces (ya ves tú), llevaba el pelo corto y sufría mucho, demasiado. Contra todo pronóstico la serie continuó. Pensé que la actriz iba a rechazar continuar llorando por las esquinas y no sabía yo si esto iba a dar mucho más de sí. Por eso, la segunda entrega de Extant parece OTRA serie. Halle Berry se ha dejado el pelo largo, vuelve a lucir sus marcadas curvas y está dispuesta a enfrentarse soliplás a los problemas que le está dando (a ella y a la Humanidad) su hijo alienígena. Han reforzado la trama con otros actores secundarios (hombres): David Morrisey (el Gobernador de The Walking Dead, BIEN), como un alto cargo militar encargado de matar al alien, y Jeffrey Dean Morgan, un investigador privado que parece no haberse lavado nunca. Acostumbrada al desarrollo lineal, marean un poco los saltos en el tiempo, sobre todo al comienzo del primer episodio. Pero yo sigo enganchada, Molly ha vuelto con las pilas puestas y cuidado con el que se ponga por el medio (incluido su hijo chungo).


Primera temporada de Extant

Episodio 2x1
Más guiños futuristas. Molly está recluida en un moderno psiquiátrico. Gracias a la realidad virtual puede montárselo con un desconocido en la ducha o abrazar a su hijo robot. ¿Cómo ha llegado hasta allí? Tras un juicio en el que Molly miente y da la razón al juez afirmando que no existen los extraterrestres, se le cruza en su camino un antiguo pretendiente, el Gobernador de The Walking Dead. Morbazo todo, claro. No hay relación que valga y Molly regresa a casa para ver cómo su maridito, aquel tan bueno de la primera temporada, se lo ha montado con su ayudante (Grace Gummer). Sin venir a cuento, Goran Visnjic muere dentro de un coche arrollado por un tren. Me quedo alucinando. ¿Halle Berry sola ante el peligro? ¡No puede ser! Mientras, no sólo dan por muerto a su hijo alien si no que la ayudante del marido-arpía total se lleva al niño robot (ella siempre se sintió un poco su madre). Como para no montarla, Molly. Aparece en escena un investigador privado más chulo que un ocho. Al final del episodio el hijo alien, que ya es un tío hecho y derecho de ojos amarillos, liga a través de una App en un bareto.

Episodio 2x2
“Esto no es una investigación de asesinato, es una invasión”. El detective acude a Molly para que le ayude en el caso de una mujer embarazada que ha muerto en extrañas circunstancias. El hijo-alien se está dedicando a dejar su semilla del diablo por el mundo. Molly vive una laguna al no recordar cosas que hace (como montárselo con uno en un baño). Esto se me escapa. En fin, que la cosa se acelera. La ayudante-arpía reprograma al niño robot que ya no se acuerda de Molly y Molly, sin saberlo, coincide en la barra de un bar con su hijo-alien. Su amigo el militar comunica que va a lanzar allí un dron para cargárselo, aunque mate a Molly y a todo pichichi. Telita con el Gobernador... El nuevo personaje es Kiersey Clemons (Sense8), un nuevo Humánico que han creado en el laboratorio.


Episodio 2x3
Como no hemos visto la evolución del niño-alien, nos lo cuentan ahora en otro salto en el tiempo hasta llegar al momento del dron (básicamente vivió recluido hasta hacerse un cachitas). El alien que se huele la encerrona saca a Molly del bar y ésta, en plan cougar, cree que ha ligado con el yogurín. Fuera les espera el investigador que es como una lapa y sigue sin creerse nada, hasta que todo estalla por los aires. Para ser un dron, la explosión se queda en unas fallas valencianas. “Sólo miento cuando mi país me lo pide”, le suelta Molly al militar, un jeta con estilo que en dos episodios ha conseguido caernos mal. Mientras, el niño-robot tiene recuerdos de Molly y el investigador cree en ella: “Si quieres contarme sobre monos voladores te escucho”, en referencia a El mago de Oz. Y como en Extant juega el karma, dos carambolas. Molly, que ve cómo su hijo-alien piensa dominar el mundo con sus otros hermanos, le dispara, matando en realidad al militar (eso, por listo, ¿sobrevivirá?). Y la chica Humánico nueva va a su bola, tanto, que se salta las normas de su creadora, la ayudante-arpía, y aparece con un vestido blanco que se ha impreso ella sola. Esta sensual robot en realidad está diseñada para matar en combate: ¿se unirá al alien o será, por el contrario, el único arma que pueda con él, guiada por el niño-robot? Molly, vuelve con tu hijo-robot, acaba con el alien y móntatelo con el investigador antes de que palme (Jeffrey Dean Morgan muere siempre, el pobre). La escena: cómo el niño-robot y la Humánico sexy juegan al ajedrez en una bola del mundo, y ella le gana a él.

Guiño Cócteles fuera de serie. El ayudante de la arpía le pregunta al niño-robot si quiere tomar whisky o gin tonic en la fiesta de presentación del Humánico nuevo. Pero decide darle inger-ale porque “es más tu velocidad, creo”. El investigador le dice a Molly, tras saber la verdad del alien que embaraza a humanas, que necesita un trago, “o diez”. Aunque se queda con las ganas porque Molly le echa de casa al ver que su hijo-alien anda cerca.

20.7.15

Vicious (ITV), Ian McKellen y Derek Jacobi, matrimonio gay con malas pulgas

(subida originalmente 12.08.14)

Actualizada con comentarios de la segunda temporada.

Mi debilidad por Ian McKellen no conoce límites y ya si se ríe de sí mismo, mucho más. Rodada como una obra de teatro, una sitcom de las de toda la vida, con risas del público (¡ya vaya si se ríen!) y sin salir de un salón, el actor hace una caricatura de sí mismo (¿dentro de unos años?), añadiéndole mucha pluma, como también hace Derek Jacobi, que es en Vicious (viciosos) su pareja desde hace 50 años, un tipo insatisfecho, en realidad. Junto a estos dos ingleses con bastante flema y mala leche, se une la gran Frances de la Tour (en Big School se salía como directora de colegio borrachina), de vuelta de todo también, como la amiga de los gays deslenguada y directa. A esa casa llena de rencores y diálogos picantes y llenos de dardos, pero desde el buen rollo, llega Iwan Rheon (Misfits, Juego de tronos), un joven que se muda al piso de arriba que, literalmente, los pone cachondos a los tres. Los guionistas son Gary Janetti (Will & Grace, sabe de lo que habla) y Mark Ravenhill (que le da el toque british). Lo mejor es su sencillez y la gracia innata de sus protagonistas, pedazo de actores veteranos todos, iconos, y ya no hablo de Iwan Rheon que le puedes plantar el personaje que quieras que lo borda. Lo peor, que no deja de ser una sitcom a la antigua usanza, más vodevil que otra cosa, todos chillan una barbaridad y los chistes son los que son. Si te atreves son sólo siete episodios (Judi Dench hace un cameo en el sexto), incluyendo un especial navideño.

La segunda temporada de Vicious se estrena el 1 de junio de 2015.

El guiño @coctelesdeserie: Ian McKellen le echa en cara a Jacobi, cuando éste se queja de su relación, que se conocieron en un pub donde Jacobi servía pintas. "Era el gerente… e iba a ser modelo", se defiende. A lo que contesta el otro: "¡No ibas a ser modelo!". Al final del episodio, McKellen se prepara una copa de vino tinto, pero Jacobi no le acompaña.

La broma buena: según comenta Jacobi, McKellen salió en un episodio de Doctor Who. Como veréis aquí el actor tiene mucha relación con el alienígena televisivo.

SEGUNDA TEMPORADA DE VICIOUS

Episodio 2x1. ¡Por el casco de Magneto! dice Ian McKellen cuando ve los excesivos precios del restaurante japonés. Iwan Rheon nos presenta a su novia, Georgia King (me chiflaba en The New Normal). 

(con spoilers)En esta segunda temporada, los personajes salen más a la calle. En el segundo episodio los vemos dándolo todo en un gimnasio, denunciando lo que hacen algunos entrenadores machacando por la pela a sus clientes. Más demodé las clases de baile a las que se apuntan todos en el tercer episodio, aunque ese final con la pedida de mano de los dos septuagenarios es mucho. No puede faltar la despedida de soltero en el cuarto episodio, con ruptura drama queen incluida, que se solventa en el quinto para llegar al matrimonio en el último episodio de esta entrega. Cuando todo parece indicar que la boda es el punto culminante de la temporada, se cuela una subtrama que lo descoloca todo. La madre de Derek Jacobi se muere en plena ceremonia, se lo ocultan para no empañar la boda, pero al final se desmorona, y la llama por la noche, sin ser aún consciente de que nunca más podrá hablar con ella. Moraleja: si quieres a alguien manténlo siempre cerca porque cuando falte no habrá vuelta atrás.