24.3.16

El universo Shonda Rhimes: The Catch, Cómo defender a un asesino, Scandal y Anatomía de Grey

Hoy ABC estrena otra serie de Shonda Rhimes: The Catch. El canal ya emite tres de sus series el mismo día (Cómo defender a un asesino, Scandal y Anatomía de Grey). ¿Hará hueco para una cuarta? El 25 de marzo The Catch se estrena en Canal+ Series.


Del universo Shondaland me enganché a las primeras temporadas de Anatomía de Grey hasta que me aburrió. De Scandal no pasé del piloto (Kerry Washington es muy mala). Y Cómo defender a un asesino era muy mía (por el rollo thriller) pero acabó por parecerme una mamarrachada. Así que espero con ganas que The Catch me reconcilie con Shonda.

Así son las protagonistas de las series de Shonda Rhimes.

Alice Vaughan en The Catch (2016)

La nueva apuesta de Shonda vuelve a la protagonista blanca (Mireille Enos), una investigadora de fraudes a compañías de seguros de Los Ángeles, a la que se le vuelve todo en contra cuando es víctima de una estafa por parte de su prometido (Peter Krause, A dos metros bajo tierra). Escrita por la novelista Kate Atkinson, la creadora es Jennifer Schuur, productora de Hannibal, y la directora, Julie Anne Robinson, nominada al Globo por Blackpool. Según Mireille Enos, que tendrá que cambiar los jerseys de The Killing por elegantes outfits, “es una trama de suspense, un juego del ratón y el gato. Ella oculta algo también”. Nominada al Globo y al Emmy, podría hacerse con algún premio esta vez. Por cierto, Shonda avisa: quiere hacer comedia y probar con el cine. Imparable.

+El significado del cuadro de The Catch.
Annalise Keating en Cómo defender a un asesino (2014-)

Shonda, madre soltera de tres hijos, que ha publicado recientemente sus memorias (Year of Yes), propone en este thriller legal a una protagonista, de nuevo, tridimensional. Una prestigiosa profesora de Derecho, infiel y bisexual, inmersa en un complot de asesinato junto a sus estudiantes. Creada por Peter Nowalk, productor de Anatomía… y Scandal, cuenta con una estupenda Viola Davis, que se convirtió, gracias a la serie, en la primera afroamearicana en ganar un Emmy a mejor actriz protagonista. Audiencias y premios para Shonda. “Por primera vez me siento actriz”, confesó Viola Davis, nominada al Oscar por La duda y Criadas y señoras. Palabras mayores.

Olivia Pope en Scandal (2012-)

“Dramas con corazón, con mujeres fuertes, competitivas, que beben, tienen sexo y se dejan la piel en su trabajo”. Claves, junto a la diversidad racial, algo que normalizó la propia Shonda en televisión, que también se aplican a este drama político, inspirado en Judy Smith, jefa de prensa de George Bush. Scandal confirmó su talento y descubrió a Kerry Washington, la abogada gestora de crisis y escándalos que tiene al presidente de EE UU como cliente… y amante. En sus cinco temporadas, la actriz, habitual de la alfombra roja (los estilismos de la Pope son parte del encanto de la serie), ha sido nominada al Globo y dos veces al Emmy.


Meredith Grey en Anatomía de Grey (2005-)

Quería ser como la novelista Toni Morrison, pero Shonda Rhimes se decantó por la tele, creó su productora (ShondaLand) y escribió un piloto sobre corresponsales de guerra que ABC rechazó. Su siguiente guión fue el de Anatomía de Grey y arrasó en audiencias, aunque no en premios. Ellen Pompeo, la interna en prácticas que se enamora de su jefe (Derek), sólo ha conseguido una nominación al Globo de Oro en sus 12 temporadas. Sin salir del hospital, llegó su spin-off, Sin cita previa (2007-13), para un público más adulto, con Kate Walsh como la ex mujer de Derek. Y en 2011, la fallida Lejos de todo (Off the Map), con prota masculino.

+Las 10 muertes más impactantes de Anatomía de Grey.