2.10.16

Transparent, claves de la tercera temporada

(subida originalmente 29.9.16)

A veces, el tono hipster e intelectualoide de Transparent me saca de quicio, como ese rollo judío que se traen que no va conmigo o las experiencias sexuales que pretenden ser una transgresión y ya huelen. Pero cuando Jeffrey Tambor se pone la peluca y el vestido y nos deleita con un personaje tragicómico como Maura Pfefferman yo me quito el sombrero y las horas de sueño para darme maratones de Transparent. El episodio 3x1 ha sido, en este sentido, la hostia en verso. Eso sí, cada vez, aguanto menos a esos hijos egoístas e insatisfechos. Leer más.
http://www.cinemania.es/blog/transparent-maura-pfefferman-es-mucho-y-cuando-no-esta-se-la-echa-de-menos/

El cameo de Caitlyn Jenner en Transparent.

(con spoilers de los episodios de la tercera temporada de Transparent)

Episodio 3x3 
En el cumpleaños de Maura todos se juntan y ésta anuncia que se va a operar. Esos hijos egoístas que tragan con todo, pero se ríen me traen frita. Preciosa la metáfora de la tortuga. Se perdió durante años y reaparece para sorpresa de todos. Maura la coge y la mira, es tan vieja como ella y ha salido de su caparazón.

Maura, su novia, su amiga trans y su marido de Margaritas en el Oxwood.
Episodio 3x4
Maura va a una clínica donde le muestran cómo quedará su rostro tras la operación. "Me gustaría donar la piel sobrante a la investigación", dice. El doctor que la atiende es Matt McCoy, que yo recuerdo de Loca academia de policía. Maura acaba de Margaritas en un show de transexuales en el que su novia cuestiona si operarse es lo que quiere. El suicidio de Rita me deja loca.
Episodio 3x5
Es una pena que subtitulen un chiste quitándole la gracia. Cuando la novia de Ali busca zumo le dice a Josh de broma: "Juice… OJ". Se traduce como Zumo… de naranja, pero en realidad es un guiño al sobrenombre de OJ Simpson, del que se ha hablado continuamente en el último año.
Episodio 3x6
OJ sale en una conversación entre Sarah y su madre. Josh que es tonto del culo viaja con una de las transexuales amigas de Maura. Le dice con absoluto descaro que al estar operada puede eyacular sin temor. No es que el comentario sea de mal gusto sacado de contexto (como ocurre) es que la trans es seropositiva, y eso a Josh finalmente le echa para atrás.
Episodio 3x7
Cuando Jeffrey Tambor y Jessica Huston comparten escena se para el mundo. La novia de Maura comenta que ha sufrido una masectomía y que no volvió a operarse porque temía al quirófano. Luego Maura le reprocha que no comprenda el miedo que tiene a u cambio de sexo. Maura está tan centrada en sí misma que no hace caso de nada más, y la está perdiendo. Josh se abre a Dios por su hijo mientras Raquel sufre una especie de crisis existencial.

Para los fans de American Horror Story: Roanoke: ella es Prescilla.
Episodio 3x8
Cambia la música de la intro. Episodio lleno de flashbacks sobre Mort antes de ser Maura. Cómo conoció a Shelly cuando tenía novia (iban de pequeños a la misma escuela, de adolescentes se reencuentran en una cafetería). Cómo ya se vestía de niña y su madre Rose se lo permitía (la interpreta Gaby Hoffmann). Igual que no comprendían la homosexualidad, tampoco en los años 50 se hablaba de abusos, que son los que sufre Shelly por parte de un profesor de música. Sophia Grace, una niña trans, interpreta a Maura de pequeña. El abuelo de Mort lo interpreta Michael Stuhlbarg. El bunker por el miedo a un ataque nuclear es el refugio de Mort hasta que le pillan. Dicen que vestirse de mujer es una maldición en la familia. El tío de Mort ya se vestía de mujer. La madre de Mort le abandonó con sus abuelos reaccionarios. En el colegio la hermana de Mort cuenta que se viste con la ropa de la madre. Una niña pelirroja se enfrenta a él. Para los fans de American Horror Story Roanoke, esta niña, la actriz Estelle Hermansen, interpreta a Prescilla. Mort y Shelly se enrollan porque son dos juguetes rotos y se entienden, ambos pueden guardar un secreto. Capitulazo.

Momento regaliz rojo entre Ali y Josh, éste de bajona porque su hijo le ha echado, nada el anima (ránking).

Episodio 3x9
El papel del doctor del cuarto episodio es importantísimo porque es el que le revela a Maura que no se puede operar. Conociendo ya como conocemos que siempre se sintió mujer, duele muchísimo más. No quiere dejar de tomar estrógenos como le recomiendan. Su amiga le llama bebé trans. Como ha roto con su novia quiere salir al Oxwood. Al mismo tiempo no creo que sea una coincidencia que la tortuga se pierda en casa de Sarah. Shelly rompe con su novio porque éste le está sacando el dinero por la cara. "No quiero que me mientan nunca más". Ya lo hizo Mort con ella. Qué mala suerte tiene esta mujer, la verdad. Me chifla ese momento en el que Maura baila con un hombre que se fija en ella. Acaban en el baño, morreándose. Cuando él le dice que quiere comerle ese gran clítoris, Maura se desespera, pero el otro continúa, como si no le importara que tuviera pene. Maura sonríe. 

En el crucero Sarah conoce a una mujer que hace intercambio de parejas con su marido, ella bebe un cóctel Rainbow.
Episodio 3x10 (último)
La familia Pferfferman acaba en un crucero gracias a Shelly, pero nadie le hace caso. Maura decide vestirse con pantalones, y reza mirando al mar por la libertad, concepto con el que arrancaba la temporada. Maura se ríe, que ya es algo, pero no sabe qué quiere ni quién es. Me fastidia que esta panda tan liberal no haga caso de su propia madre y sí se reúnan y pongan toda su atención en sentirse unidos por el judaísmo. No hay pegamento natural en esta familia que se obligan por una cuestión espiritual. Postureo judío. Vuelven a retomar la idea de la libertad, qué te hace esclavo, de eso van a hablar. Pero no lo hacen porque, por fin, es el momento de Shelly, y aunque en un principio llegó a caerme mal, creo que es justo que protagonice su gran escena, ésa que reafirma que el pegamento de esta familia sigue siendo ella. Para ello, sola, canta sobre el escenario el temazo de Alanis Morissette, Hand in my Pocket. Mientras Josh tira las cenizas de Rita por la borda, su madre canta a la vida, llorando mientras aplaude que todo va a salir bien. Sí.