7.1.11

Crítica. The Fighter, Christian Bale y Melissa Leo, geniales ¿y Belle Epoque?


¿Te gusta el boxeo? A mí, no. Es más, lo prohibiría. Con este prejuicio me enfrenté a The Fighter. El boxeo es una mera fachada. La peli de David O. Rusell no es Million Dollar Baby o Alí. Mark Walhberg pelea, sí, pero lo atractivo está fuera del ring, en esa relación entre 'hermanos' que mantiene el personaje de Walhberg con el de Christian Bale, un ex boxeador adicto a las drogas; en la relación con su novia (Amy Adams), camarera del pub que frecuenta; en la relación con su manipuladora madre (Melissa Leo) y sus quisquillosas hermanas (¿cuántas son? xD). The Fighter es eso, un drama sobre relaciones humanas, interesante, para mí, no tanto en el guión (la historia es real, pero no es de esas grandísimas historias de superación o con un final apoteósico), sino en las interpretaciones. Walhberg se ha puesto cachas y en las secuencias de acción se sale, pero sigue tan insípido y soso como siempre (el último plano lo dice todo). Christian Bale vuelve a dejarme con la boca abierta y a decir eso de 'este actor no es de este mundo'. Borda el papel de yonqui, no sólo porque haya adelgazado sino porque imita perfectamente los gestos, la cadencia de la voz, y su personaje es brutal, de principio a fin. Cada vez que sale se come la pantalla. Literal. Amy Adams se deja de vainas románticas y tontas y vuelve a hacer uno de esos papeles (a mí me sorprendió en La duda) con los que redirigir su carrera (la escena cama con Walhberg tiene su punto tan cómico como sensual). Y, cómo no, me quito el sombrero ante el papelón que hace Melissa Leo, con ese cigarro en la boca, el pelucón y la calculadora bajo el brazo. La mamma de esta familia obrera a la que persigue una cámara de HBO que rueda sus movimientos para un documental es, para mí, lo mejor de The Fighter. Tengo muchas ganas de ver Mildred Pierce, miniserie que protagoniza y que estrenará HBO en marzo. The Fighter se estrena el 11 de febrero.
Una curiosidad. Mark Walhberg lleva a su nueva novia, Amy Adams, al cine a ver... ¡Belle Epoque!, de Fernando Trueba, con Penélope Cruz. Le dice: "Echan buenas pelis, como Beleepikiu". Y dice ella: "Querrás decir Bele Epoque". Y uno pijo que va detrás de ellos comenta lo buena que es la fotografía y que salió en el New York Times. El pobre se duerme. A la salida dice ella: "No había sexo, he tenido que leer mucho". Y piensa que la ha querido esconder en ese cine para que no los vean. Tiene gracia.

2 comentarios:

Ainho dijo...

Muy buena crítica!!
Me alegra saber que no soy la única que piensa eso de todos los actores. Christian Bale me encanta, Amy Adams (pese a todo) es una de mis favoritas (me encantó en 'La duda' pero sigo pensando que su papel en 'Junebug' siempre será uno de los mejores) y Melissa Leo ya me dejó con la boca abierta hace poco.

La peli está bien, y como ya me habías dicho, es una historia más de actores que de guión. Creo que Bale es lo mejor, sin duda. Lo más duro para mi fue ver sus caras cuando sale el documental. Todos llamándose por teléfono, ella en la puerta... El teléfono protagoniza otra de mis escenas favoritas, cuando él habla con su madre mientras Mark está en el ring. Increíble.

Lo de 'Belle Epoque' es muy gracioso. No me lo podía creer. Me pasé un rato diciendo "sería esta 'nuestra'"? Jejeje, qué curioso.

Mlo/Yonomeaburro dijo...

La verdad es que llevamos una buena lista de peliculones...