30.1.16

Billions, lo mejor (y lo peor) del enfrentamiento entre Damian Lewis y Paul Giamatti

http://www.cinemania.es/blog/billions-paul-giamatti-y-damian-lewis-lucha-de-egos/
Showtime ha confirmado segunda temporada para Billions, nueva serie que enfrenta a un exitoso empresario -Damian Lewis (Homeland)- contra el fiscal de Nueva York -Paul Giamatti- en un cara a cara entre dos ambiciosos e inteligentes personajes.

Damian Lewis y Paul Giamatti, protagonistas de la portada de Variety.

Opinión del piloto de Billions (sin spoilers).

(a partir de aquí puede contener spoilers del piloto)
Lo mejor de Billions
  • La primera escena del piloto en la que Paul Giamatti, amordazado, es humillado por una dominatrix, que le quema el pecho con un cigarro y le mea encima. Me recordó al inicio de The Brink, con Tim Robbins maniatado con una puta en la cama. Sin embargo, ¡sorpresa! la dominatrix es su propia mujer, para más inri, psiquiatra. Cincuenta sombras de Giamatti.
  • Intuimos que Axe, el empresario, es un tiburón sin moral porque su obsesión (que le puede traer problemas de cara al fisco) es comprarse una lujosa mansión a pie de playa. Sin embargo, compra la pizzería a la que iba de pequeño y donde no le cobraban para que el dueño no la pierda.
  • Damian Lewis en pelotas tirándose a la piscina de la mansión de cabeza. Se le ve el pito, aunque no sé si será un doble.
  • Axe dando la cara delante de sus empleados, familiares de los fallecidos en el 11S, al que él sobrevivió, y hablando de que su imperio se lo debe a ellos, muy en plan El Padrino.
  • La mujer de Axe (Malin Akerman) parece una rubia débil, pero es una tía de barrio que ojo con ella. El propio Axe esa de Yonkers (el barrio de Show me a Hero).
  • Ambos personajes se relajan con una App de yoga que llevan en el móvil.
  • Paul Giamatti haciendo una comparación entre cómo pillar a su antagonista y cómo se torea a un toro: hay que cansarlo, que "no esté fresco".
Lo peor de Billions
  • Me pierdo con los datos fiscales, fondos de inversión y demás transacciones. Me ha recordado a La gran apuesta.
  • No se entiende muy bien el conflicto de intereses que se le crea a la mujer del fiscal, psiquiatra de Axe. Ella tiene un buen trabajo, sí, pero si dudas de las intenciones de la empresa en la que trabajas y tu marido está del lado de la ley lo lógico es que renuncies.
  • La trama del padre del fiscal que quiere que su hijo ayude a uno de sus amigos… tiene su moraleja (que el padre le pone a prueba), pero es demasiado evidente todo.
  • Que Axe decida comprar el casoplón en la playa porque no se quiere sentir como el perro castrado por su mujer.
  • Algunos diálogos entre el fiscal y sus ayudantes que son un rollo patatero.