16.9.16

BrainDead (CBS), la nueva serie con alienígenas de los creadores de The Good Wife

(entrada subida originalmente el 26.3.16)

La nueva serie de los creadores de The Good Wife promete. Por aquí iré comentando curiosidades de los episodios de BrainDead, una serie cifi con pinceladas de drama, comedia y terror.




CBS CANCELA BRAINDEAD (18-10-16)


Episodio 1x13 (final).

(con spoilers a partir de aquí) Para leer sobre el piloto sin spoilers más abajo.

Episodio 1x13
En la intro reaparece el autor de los resúmenes musicales (como hizo en el episodio 1x9). Nadie es perfecto y menos en política. Cuando el hermano de Laurel pretende vencer a Red haciendo una sentada, éste (junto al tipo de la CIA) le amenaza con destapar un vídeo sexual. Laurel y Gareth están enamorados, y eso que los padres de Gareth como buenos republicanos son de traca. Laurel logra que los bichos salgan de su padre gracias a que éste se averguenza de su pasado mujeriego. Eso lo intentan también con Red y un amor que tuvo llamado Lana, de la que esconde una foto en ese cajón en el que también guarda una pistola con la que intenta matar al hermano de Laurel (aunque éste ni se entera). Lo mejor de todo es que Rochelle, que había rechazado a Gustav porque "trabaja en un sótano", se tiene que tragar sus palabras cuando descubrimos que, en realidad, es del servicio secreto. Esta pareja insólita intenta acceder al invernadero, pero no lo logra. Me pierdo en las tramas que están relacionadas con el Senado (algo que me pasaba con los temas legales de The Good Wife), pero por todo lo demás, Braindead está llena de aciertos. Como que entre Laurel y Gareth consigan reducir a Red y dispararle en el culo, lo que hace que la hormiga reina escape y sea aplastada por el becario, que nunca sabrá el alcance de su pisotón. Todos los insectos salen de las cabezas y van hacía la hormiga reina, mientras Rochelle y Gustav se cargan los cerezos para que las hormigas no puedan llegar nunca al invernadero. Acaba el episodio con un happy ending (excepto para el padre de Laurel que vuelve a sufrir Parkinson, es ley de vida), con el creador de las intros cantando a la guitarra su último tema de resumen. Laurel y Gareth, por mucho que se quieran, se tendrán que enfrentar a sus muy diferentes visiones de la vida (como el tener hijos, al votar). Red será más tonto, aunque como dice la canción "resulta que tener medio cerebro tampoco importa". Luke, el hermano de Laurel, caba en Wall Street, donde seguramente tendrá lugar la segunda temporada de Braindead. Vemos una hormiga en un cerezo volar hacía la cámara.


Episodio 1x12
Laurel está a punto de tirar la toalla, Gareth le pide que se case con él, aunque lo hace bebido, es herido, y Laurel decide no irse porque ve a su hermano pelear contra la burocracia impuesta por el Gobierno. Éste se enfrenta a la CIA, se queda sin su puesto pero lucha por lo que cree que es justo. Red, que estaba por los suelos, vuelve a adquirir poder cuando mata a su contrincante, Pollack, de un tiro. Los aliens pretenden cultivar flor de cerezo para que las hormigas madres puedasn seguir poniendo huevos y multiplicándose. Algo tan de película de los años 70 es la base de Braindead y nosotros, tan contentos. Jack Carpenter, el colega de Laurel en el documental, es el cameo The Good Wife del episodio.

Episodio 1x11
En la intro, una serie en blanco y negro mientras suena la canción: Claude Akins y James Arness protagonizan el western La ley del revólver. Gareth ve cómo la hormiga reina sale del oído de su jefe, algo que ya, inevitablemente, le pone del lado de Laurel. Ella, con Gustav y Rochelle, intenta cargársela con una revista enrollada (el detalle de cómo preparan las "armas" tiene gracia), no lo logran pero la dejan tocada, algo que afectará a Red. La única forma de Red de deshacerse de Laurel y de su hermano es apoyar a éste como nuevo director de la CIA, un regalo envenenado, claro. La CIA le confirma que los insectos son alienígenas. Cameos de The Good Wife: Tim Guinee, Dakin Matthews y especialmente Patrick Breen. La madre de Gareth es Mia Dillon,

Episodio 1x10
Michael Zegen (Boardwalk Empire) interpreta a Ben Valderrama, un director de documentales que se inspira en el canal Vice. Está obsesionado con la idea de que Wall Street quiere una nueva guerra y que "nadie de la recesión fue a la cárcel" (en esto último le doy toda la razón, pero no tanto en sus formas). Que en el episodio de la semana anterior saliera Michael Moore y ahora esto, demuestra que Braindead no se anda por las ramas. Laurel está enamorada hasta las trancas (y él de ella) de la que debería ser su némesis pues le hace la cobra al tal Valderrama. No sólo eso, rehace su documental y el tipo se pone las medallas. Algo, patético. Su sobrina da patadas fuertes en el vientre de su madre cuando escucha por la tele a Donald Trump. Nunca antes había mirado tan de cerca Braindead a La semilla del diablo, pues, efectivamente, la tal Grace cuando nace es una de ellos. Su madre la duerme con un móvil musical en la cuna que al dar vueltas suena la maldita canción de los Cars. "La infección es una idea: el extremismo". Los creadores de la serie, por si a alguien les quedaba alguna duda, explican de qué va Braindead.
Episodio 1x9
Si no es el cameo de una serie del año, poco le falta. ¿Qué puede provocarle arcadas a un republicano? Que la chica que le gusta se haya acostado con el mismísimo Michael Moore. Tiene Braindead una trama tan alocada que ya todo nos parece posible. Pero no me esperaba que el republicano Red se cargase al fiscal independiente (ése que investiga sus evidencias falsas, pero que, a su vez, creó las pruebas sobre las inexistentes armas de destrucción masiva) y se comiese su cerebro estampado en la pared. Tiene más gracia ese informe sobre la vida sexual de Laurel que (siendo mentira) afirma que 1) abortó de un profesor comunista y 2) se lo hizo en Sundance con el director de cine que más odian los republicanos.
El pobre Gareth no hace más que imaginárselos en la cama, que es de donde sale el verdadero Michael Moore un par de veces. Gareth compara a Moore con Ann Coulter para un liberal, pero a Laurel todo esto le parece lo peor. Este prejuicio de Gareth contra el director de Farenheit 9/11 (2004), que también menciona, lleva al traste la relación de los dos tortolitos. "No intento juzgarte", le ha dicho, mientras le regala el dvd de ¿Qué invadimos ahora? (2015). Ya sabemos también el papel real de la senadora del episodio 1x8: es la que hace la filtración a la prensa que provoca el ataque a Laurel. Y enorme esa intro musical que tiene como protagonista al compositor Jonathan Coulton, al que vemos cómo le explota la cabeza al hacer el resumen semanal de cada episodio, con un cartel con su nombre y saludándonos. Red y los suyos preparan algo para dentro de 38 días, que coincidiría con el 12 de septiembre, que es cuando acaba la primera temporada de Braindead (¿casualidad? que coincida con el aniversario del 11S). 

Episodio 1x8
Resulta que los aliens sí pueden practicar sexo, pero siempre a través de sus insectos reina (o lo que sean) que se ocultan en sus cerebros. Mientras Laurel asume que su padre es un alien y no su padre (Zach Grenier siempre hace de chungo, aquí y en The Good Wife), lo mejor del episodio son dos de sus cameos.

Por un lado, el de la senadora: Brooke Adams, conocida por míticas películas como La invasión de los ultracuerpos (en la imagen, con Donald Sutherland y Leonard Nimoy), en la vida real la mujer de Tony Shalhoub, Red el republicano infectado (de ahí que apareciera también en Monk).

Por otro lado, Santino Fontana, actor con una vis cómica alucinante, que me encanta desde que le descubriera en Crazy Ex-Girlfriend. Es Kevin, un infectado, al que "torturan" dándole alcohol y que nos descubre algunos detalles de las hormigas: no les gustan que los llamen alienígenas, enfrentan a republicanos y demócratas para que no les hagan ni caso y pretenden convivir con los humanos, no aniquilarlos. Kevin dice que le encanta El ladrón de bicicletas y se pone a recitar parte de los diálogos en italiano (Fontana es medio italiano).

Episodio 1x6
A mí que las series políticas no me hacen gracia así en general, he de confesar que los episodios en los que se centran más en los asuntos de Washington me interesan menos, esos republicanos y demócratas en sus eternos debates. Sin embargo, cuando BrainDead se vuelve ciencia-ficción y comedia me chiflan las situaciones. En episodios anteriores, hemos visto cómo Laurel se deshacía de Onofrio, el guapo policía con el que había enrollado porque era uno de ellos. Le quedaba Gareth, que parecía peor por estar en el bando republicano, pero resulta ser de los pocos sensatos. Laurel se acompaña de una pareja de negros, algo que aplaudo pues no es lo usual en un protagonista blanco. De hecho, en este episodio escuchamos decirles: "En las películas de terror los primeros que mueren son los negros". El episodio 6 es importante porque Laurel parecía haber sido "contagiada" al final del episodio cinco, pero gracias a un poco usual tratamiento de choque, las hormigas salen de su cerebro. Este experimento consiste en sexo, drogas y rock and roll: escuchar música, bailar, beber alcohol y acostarse con… Gareth. Toda esta secuencia es memorable, con Gareth flipado porque le mola Laurel pero sin entender nada, Laurel come chocolate y salami mientras se lo trajina, desmayándose al final. En este episodio, logran capturar a uno de los bichos (bravo Gustav, poersonajazo donde los haya) y analizarlo, y casi están seguros de que son alienígenas. Laurel dibuja sobre un plano la estrategia que están siguiendo para apoderarse del Capitolio, van a por todas y ya saben que ella es su enemiga. No sabemos por qué no logran meterse en el cerebro de todo el mundo, por qué algunos se salvan (como Gareth), pero me da igual. Braindead en estos momentos tiene mucha gracia y es original, lo más importante.¿Le habrá quedado algo de los bichos a Laurel?


El logo de BrainDead donde estallan los cráneos. Muy Saul Bass.


Insisto, quiero todos los abrigos de Laurel.

Episodio 1x2/1x3
  • Un par de cosas me maravillan de BrainDead. Los títulos ya no son de una palabra en la primera temporada, dos en la segunda, y así sucesivamente como ocurría en The Good Wife. Ahora son títulos larguísimos, del estilo (el piloto) "The Insanity Principle: How Extremism in Politics Is Threatening Democracy in the 21st Century". Y así, todos
  • Los resúmenes de los anteriores episodios molan todo pues los presentan de forma musical y con un toque de ironía en el tono.
  • Vistos los tres primeros episodios, varias cosas coinciden en todos. Los políticos a los que las hormigas alienígenas les sorben el seso se hacen más radicales y extremistas
  • No paran de escuchar el tema de 1984 de los Cars, You Might Think, como si fuera una especie de constante (en el vídeo no salen hormigas pero sí una mosca cojonera como son éstas). 
  • Y, ojo, que explotan las cabezas muy a menudo, algo que me recuerda (¿homenaje?) a la película de David Cronenberg, Scanners (toma explosión). En el epi 1x3 dicen que los insectos se tiran pedos. WHAT!
  • Cuando las hormigas vacían el cerebro, se produce un cambio que también incluye el dejar de beber alcohol. ¡Los aliens no se chuzan! De ahí que cuando Laurel queda con su amiga en la barra de un bar y un par de vodka Martini la otra pida un refresco.
  • La amiga, sin cerebro pero asustada, dice: "Puede ganar Donald Trump".
  • La secretaria del hermano de Laurel parece Nicole Kidman en Las mujeres perfectas (2004).
  • Mención a Snowden, cuando Gustav, el conspiranoico, pero no falto de razón, dice que todos creían que Snowden estaba loco.
  • Como ocurría con Peter en The Good Wife, el hermano de Laurel le pone los cuernos a su mujer, algo que podría perjudicarle en su carrera política.
  • Como ocurría con Alicia, siempre entre Peter y Will, en BrainDead Laurel se medio enrolla con la mano derecha del representante republicano (entre cócteles), pero le hace tilín el policía Onofrio. El "jefe" de Onofrio es el malo de la primera temporada de True Detective ;)
Opinión del piloto de BrainDead sin spoilers (para más información de la serie ver abajo).

El 6 del 6 de 2016 un meteorito cae a la Tierra, y con él un "regalito". Son alienígenas invasores en forma de hormigas. Un guiño que ya nos habían desvelado en los pósters de BrainDead. Estos bichos empujan fuera de la cabeza (literalmente) el cerebro de sus víctimas (políticos de Washington) que se vuelven tontos. ¿Una parodia del panorama electoral actual? ¡CLARO! Como en The Good Wife (Robert y Michelle King son también sus productores) en BrainDead se aprovecha la actualidad para darle cera al sistema. También usa sus melodias, sus diálogos en parejas y una protagonista que empieza de cero (y que odia la política, paradójicamente).

Mojitos en el piloto de BrainDead, porque la política también es una fiesta (y no saben cómo)
Esta vez no es por un marido infiel si no por obligación de su padre (regresa Zach Grenier, David Lee con barba) y de su hermano (Danny Pino, primer Guiño Cócteles fuera de serie, cuando ella prepara unos Mojitos). Vamos, que la niña también depende de una decisión masculina para meterse en líos. Me la esperaba más graciosa, pero BrainDead sigue el mismo tono de The Good Wife (también de The Strain, con la que pretende compararse en la parte del terror): situaciones reales con pinceladas irónicas que levantan la sonrisa y pueden dar asquito. A diferencia de los bufetes de Alicia Florrick y compañía, aquí son los pasillos del Congreso y los despachos de los congresistas los lugares donde se cocina la mandanga. Con los ojos de Laurel, la protagonista novata, el espectador también se acerca a los tejemanejes políticos, chanchulleros, más si cabe desde que aterrizan estos extraterrestres en miniatura. El tema político ya lo tocaron los King en The Good Wife, pero ahora se meten de lleno. Los republicanos son lo peor y Donald Trump, más. Realmente, los bichos parece que hayan venido a salvar a la Humanidad. Visualmente, usa más efectos especiales que en The Good Wife, como no podía ser menos. En el piloto vemos desde un tsunami a un banco de pirañas amenazante. La prota no es Nancy Drew, no, pero se mete en el fregado de cabeza (cuando podría haber salido por patas).

Hablemos de los abrigos de Laurel que SON LO PUTO MEJOR. Al ránking de trenchs de series.
Esta nueva heroína, ambiciosa y valiente, de la que hay que destacar la colección de abrigos que exhibe (LOS QUIERO TODOS), no ha hecho más que ver la punta del iceberg de lo que presupongo será una cosa loca, pues ver a los políticos como absolutos gilipollas va a tener bastante gracia (o puede que nos resulte de lo más normal, a saber). Ojalá alguna cadena la estrene en España y no pase como con la menospreciada The Good Wife. BrainDead recuerda, efectivamente, el ambiente de El ala Oeste de la Casa Blanca, con cierto toque burtoniano (Mars Attacks) y de La invasión de los ultracuerpos. Espero que le den más caña si lo que pretenden es parecerse a The Strain. Para los que piensen que puede resultar todo un lío mayúsculo, también están en lo cierto. ¿Es BrainDead un drama, una serie de terror, ci-fi, comedia negra? Habrá que verlo. Por de pronto, a mí que no me interesan las series políticas (Parks and Recreation fue mi rara avis), ésta me llama la atención, pero espero bastante más para que me mantenga enganchada.


BrainDead (no confundir con la película de terror de 1992 Tu madre se ha comido a mi perro) es un thriller cómico, que mezcla política y alienígenas, creado por Robert King y Michelle King. Tendrá 13 episodios y se estrenará el 13 de junio en CBS. Los King son conocidos por ser los artífices de The Good Wife que se despide en su séptima temporada.

Según sus creadores, si funciona, la serie podría tener cuatro temporadas, ambientadas en Washington DC, Wall Street, Silicon Valley y Hollywood.

Primer adelanto de Brain Dead



Nuevo póster! Las hormigas suben por el cuello de la camisa de Tony Shalhou.

"¿Qué se está comiendo Washington?", reza su póster con los colores de la bandera americana.

BrainDead está protagonizada por Mary Elizabeth Winstead (Calle Cloverfield 10), que interpreta a Laurel, una joven en su primer trabajo en Washington. Según sus productores, quieren que BrainDead sea una combinación de series como El ala Oeste de la Casa Blanca y The Strain, nada menos. Humor, suspense y elementos sobrenaturales para contar cómo Laurel descubre que el Gobierno ha dejado de funcionar porque unos alienígenas se están comiendo los cerebros de congresistas y miembros del Congreso.

Aaron Tveit (que ya salió en The Good Wife) será el rival republicano de Laurel. Con Tony Shalhoub (Monk), Danny Pino (Ley y orden: UVE), Nikki M. James (The Good Wife) y Johnny Ray Gill.

3 comentarios:

Lethe dijo...

Esta serie es genial!.
¿No deberian de darle un gramy o emy, o los dos por mejon cancion original?. Lo de los previusly es de escandalo!!.

Iván dijo...

braindead no que es un film de peter jackson?

Yonomeaburro dijo...

Sí, Ivan, como comento en el post: "BrainDead (no confundir con la película de terror de 1992 Tu madre se ha comido a mi perro)". Saludos!