19.5.16

Ranking hackers mujeres en películas y series de televisión

O lo que es lo mismo: ellas también hackean (y mejor)

La pregunta del millón: ¿por qué no hay más mujeres hackers en la ficción? La novedad: las series han venido a cubrir ese espacio que el cine ha descuidado. Desde la Angelina Jolie de Hackers (1995) a la popular Lisbeth Salander (2009) algunas cosas han cambiado para estas aguerridas piratas de la informática. Éstas son las claves y curiosidades de estas nuevas heroínas de la televisión (sin olvidar a sus antecesoras).


Eye Candy (2015, MTV)

Eye Candy (que estrena hoy Fox Life en España) es el nickname de una chica cuya hermana desaparece y que comienza a sufrir el acoso de un desconocido. Interpretada por Victoria Justice, Eye Candy es una hacker sentenciada por sus fechorías que usará sus recursos a pesar de todo para descubrir al tipo que le persigue.  
  • Leer más (opinión del piloto sin spoilers y curiosidades de Eye Candy).


Halt and Catch Fire (2014-; AMC España): Cameron

Una de las sorpresas de la temporada, empezando por su maravillosa e hipnótica intro. En 1983, Joe MacMillan (Lee Pace), una suerte de Gordon Gecko de los ordenadores, se propone construir su propio modelo. Engreído y manipulador, capta para su ambiciosa empresa al típico nerd, Gordon Clark (Scoot McNairy), un padre de familia frustrado, que años atrás intentó algo parecido junto a su mujer. Como no hay dos sin tres, y aquí, redoble de tambor, aparece el tercer mosquetero, Cameron Howe (Mackenzie Davis) una camarera que se pasa las horas muertas jugando (y ganando) a los marcianitos, en realidad, un prodigio de la informática, aunque inexperta en muchos otros aspectos. Cameron se niega a construir “otra caja beige y aburrida” como hace el referente IBM.

Ella sueña con romper barreras, ir más allá, emulando a una de sus heroínas, Lovelace, y no precisamente la porn star Linda Lovelace, si no la más desconocida, Ada Lovelace. Ada, que tuvo una corta, pero intensa, vida (1815-1852), fue la hija de lord Byron, y está considerada la primera persona programadora de ordenadores, ya que descubrió el primer logaritmo procesado por una máquina. Cameron, una joven espigada, con el pelo muy corto, peinado hacia delante y teñido de rubio, se sienta frente a la pantalla del ordenador como el que va a la guerra. Allí pasará indefinidas horas, comiendo sandwiches de máquina y escuchando música, mientras intenta dar con el algoritmo apropiado. No tiene tiempo ni de pintarse las uñas de negro, algo muy apropiado para su look de rebelde. Por eso la vemos casi siempre con la misma ropa, una especie de uniforme: un mono verde camuflaje, botas militares o mocasines negros con calcetín blanco y jerseys vintage o camisetas, como ésa en la que se puede leer “Ignore Alien Orders”, un guiño al grupo The Clash, la música con la que ella se suele motivar.

Liberal y desinhibida, otra forma de ‘concentrarse’ es acostarse con quien le viene en gana, eso, también. Otro motivo más por el que Cameron es nuestra ídola. “Eres el futuro y eso les da miedo”, le dicen los que la conocen. En efecto, el futuro es Cameron, porque en esta serie de soñadores triunfan los atrevidos. Y ella lo es. AMC ha renovado Halt and Catch Fire por una segunda temporada, en la que volverá este magnífico personaje. Triste es que Silicon Valley, la serie sobre el boom de los ordenadores de HBO, no contase con féminas en su primera temporada, siendo más machista en esta ocasión la propia ficción que la realidad. Sus creadores han tenido que confirmar que al menos habrá dos mujeres en su regreso en abril.
Millennium: Lisbeth Salander

La protagonista de la trilogía Millennium, escrita por Stieg Larsson, posee una memoria fotográfica increíble, se mueve como pez en el agua con las nuevas tecnologías y se adelanta buscando la información antes de que se la pidan. Hace que su trabajo parezca sencillo, máxime cuando muestra siempre cierta indiferencia. Su motivación no es la trascendencia ni el dinero, es su odio hacia esos hombres que odian a las mujeres. Lisbeth Salander quemó a su padre cuando éste abusaba de su madre, lo que le ha llevado a huir siempre del abuso y la violencia, teniendo la mala suerte de ser vigilada por el peor tutor que le podría tocar. Confía en Mikael Blomkvist porque él sí se preocupa por las mujeres. H&M kanzó una línea de ropa inspirada en ella.

  • Noomi Rapace
La actriz sueca se preparó durante siete meses el personaje a base de una dieta muy estricta y clases de kickboxing. Se hizo un piercing en la nariz y en el ojo, y se sacó el carné de moto (conduce una Husaberg, una marca sueca). Protagonizó en 2009 las tres películas, dirigidas por Niels Arden Oplev, y Daniel Alfredson, las dos últimas. También una serie de televisión en 2010. Vestida de negro por completo, con chaqueta y pantalones de cuero, botas militares, luce un look agresivo, donde se incluye un collar de pinchos, el flequillo tapándole la cara y un enorme tatuaje en la espalda. En la última entrega aparece con la ropa cosida con imperdibles y una enorme cresta, más punk.

  • Rooney Mara
David Fincher dirigió el remake en 2011 (se estrenó el 20 de diciembre, el mismo día en el que comienza la novela). La actriz neoyorquina se colocó piercings reales. Se quitó todos excepto los del pezón derecho por, dijo, posibles secuelas de las que nunca hemos sabido. Natalie Portman, Scarlett Johansson (aunque Fincher pensó que era demasiado sexy) y Jennifer Lawrence (rechazada por ser tan alta) fueron otras candidatas. La diferencia del look de Rooney Mara con el de Noomi Rapace es que Mara se cortó el flequillo a tazón y se tiñó las cejas de rubio. Mara fue nominada al Oscar.


Hackers, piratas informáticos: Acid Burn

Descubrimos a Angelina Jolie en una de las primeras películas que se rodaron sobre hackers, dirigida por Iain Softley en 1995. La futura mujer de Brad Pitt tenía 20 años, lucía un corte de pelo pixie e iba sin sujetador. Una imagen de malota que perduraría gracias a esa otra escena medio censurada en la que hace un fugaz top less en un sueño erótico de Dade, su coprotagonista Jonny Lee Miller (Elementary). Éste, condenado de chaval por hackear a gran escala, ponía a prueba a la Jolie sin saber que ésta era también una consumada pirata tras su alias Acid Burn. “Ser hacker es una garantía de supervivencia, es más que un delito”, decían sin pudor mientras competían en esa mítica sala de juegos llamada Cyberdelia. Su personaje Kate Libby era popular en el instituto, tenía novio (aunque se dejase echar los trastos por el protagonista) y una madre feminista popular por sus bestsellers. “No salgo con nadie y no pierdo nunca”, retaba a quien le quisiera oír. Su ordenador es el más avanzado entre sus colegas, todos varones: con un increíble módem de 28.8K pudiendo triplicar la memoria a 24 MB (irónico, ¿no?). Kate acaba demostrando ser mejor que cualquiera de ellos al destapar un complot que supondría una amenaza ecológica. Ver trailer. Una escena memorable: Dade hackea el ordenador del colegio para cambiar de clase y coincidir con Kate. En Juegos de guerra (1983), de John Badham, Matthew Broderick hacía algo parecido para asombro de su amiga Ally Sheedy.
  • Curiosidades de Hackers
  1. Angelina Jolie se casó con Jonny Lee Miller tras el rodaje, divorciándose cuatro años más tarde.
  2. el servidor en el que se infiltran se llama Gibson en homenaje a William Gibson, inventor del término Cyberespacio en 1982 en su libro ciberpunk Neuromante.
  3. el Manifiesto que se lee en el filme fue escrito por Loyd Blankenship, popular hacker de los 80 conocido como El Mentor.
  4. el personaje de Penn Jillette aparece en los créditos como HAL, el ordenador de 2001, Una odisea del espacio (1968), de Stanley Kubrick.
  5. Katherine Heigl rechazó el papel por rodar Alerta máxima 2 (1995).
  6. otras candidatas: Hilary Swank, Heather Graham, Liv Tyler.

The Strain (2014-; Cuatro): Dutch

Imposible olvidar su nombre: Ruta Gedmintas. Esta actriz inglesa interpreta en la serie de Guillermo del Toro a Dutch Velders, una hacker en apariencia sin escrúpulos que es contratada por un ex nazi vampiro para sabotear la red de Internet de Nueva York. Basada en la Trilogía de la oscuridad de Chuck Hogan y Del Toro (Nocturna es su primer libro), este personaje no aparece en las novelas y fue creado especialmente para la serie. Dutch sabe que la información es poder, lo aprendió de su padre que trabajaba en ciberseguridad y que le enseñó que los hackers son más curiosos que maliciosos. Cuando descubre el alcance total de su encargo (ha puesto en peligro la supervivencia del ser humano) se une al grupo de protagonistas para acabar con el Amo, el megavampiro que ha propagado una infección letal que convierte a los humanos en chupasangres. Rubia, de pelo largo y atlética, con un look muy años 70, Dutch juega a la ambiguedad en el terreno sexual. A la pregunta, ¿hombres o mujeres? ella replica: “Me especializo en relaciones apasionadas y destructivas”.
Otros personajes inventados: lo vemos en Parque Jurásico (1993), de Steven Spielberg. Lex, la nieta del creador del centro soñado por cualquier paleontólogo, asegura conocer el sistema informático (Unix). Teclea y cierra las puertas, salvándolos a todos de los velociraptores. En la mente del escritor Michael Crichton no fue así: su hermano mayor Tim (en la peli es el pequeño), es el hacker redomado.


Matrix: Trinity

“Morfeo cree que es el Elegido”. Con la voz de la canadiense Carrie-Anne Moss comienza Matrix (1999), de los hermanos Wachowski, ese mundo irreal que se percibe como real, una denuncia a la alienación, cuyo dvd fue el primero en vender el millón de unidades. Trinity –cuyo nombre real nunca es desvelado, algo de lo que un hacker se sentiría orgulloso– escapa de la policía en una primera secuencia en la que trepa por las paredes, salta entre dos azoteas, vuela traspasando una pared y esquiva las balas gracias al bullet time (efecto bala), una técnica en la que el actor es grabado con varias cámaras digitales capturando los movimientos en 3D y recreando la secuencia. Matrix ganó el Oscar a los mejores efectos visuales. Con el pelo corto, gafas de sol y un traje de licra brillante y ajustado, Trinity es una hacker dentro de Matrix hasta que Morfeo (Laurence Fishburne) la despierta y se une a él. Conduce motos y helicópteros, apunta con sus dos pistolas y practica las artes marciales, desafiando las leyes físicas dentro de ‘la matriz’. Fría y distante cuando está en Matrix, se muestra más cercana junto a Neo (Keanu Reeves), del que llega a enamorarse. La primera vez que Trinity y Neo se encuentran en una discoteca, él se lleva una sorpresa: “Creía que eras un tío”.

Otros mundos paralelos: el mismo año del estreno de Matrix, David Cronenberg dirigió eXistenZ, en la que Jennifer Jason Leigh inventa un mundo virtual paralelo que se confunde con la realidad y que vuelve medio loco al pobre Jude Law.Ver trailer.


Veronica Mars (2004-2007): Mac

Cindy ‘Mac’ Mackenzie, interpretada por Tina Majorino, comenzó como personaje invitado en las dos primeras temporadas para convertirse en regular en la tercera. En el instituto Neptuno, se infiltra como nadie en los ordenadores de los niños bien. Veronica Mars supo aprovechar los conocimientos de programación de Mac (¿Macintosh?) para investigar sus casos como detective . De continuar la serie, esta especie de Q, el creador de los gadgets de James Bond, podría haber acabado trabajando con Veronica para el FBI. En la película de Rob Thomas, estrenada en marzo de este año, Veronica regresaba nueve años después del final de la tercera temporada, reencontrándose en una reunión de antiguos alumnos, entre otros, con Mac. Los fans de la serie vieron cumplido su sueño, ya que Veronica finalmente contrata a Mac como su asistente al frente de la agencia de detectives de su padre. Lo mejor: ¡Ese nuevo corte de pelo!


La red

A Sandra Bullock le borraban su identidad en este agónico thriller de 1995, dirigido por Irwin Winkler. Como la experta de Google Parisa Tabriz, llamada la Princesa de la seguridad, contratada por Google para prevenir el robo de identidad, Angela testea videojuegos en busca de fallos. En un examen rutinario da con un disckete con información que pone en peligro su vida. Solitaria, frecuenta los ciberchats y compra por internet, no sociabiliza con nadie en el mundo real y su único pariente vivo, su madre, tiene Alzheimer. La red ponía en evidencia los peligros de aislarse del mundo. También que la Bullock, que se defendía sola de cualquier intento por matarla, apuntaba maneras para ser Miss Agente Especial. Ver trailer.

  • La serie de la peli: Brooke Langton (Melrose Place) protagonizó la versión de La red en televisión, una única temporada de 22 episodios que se emitieron entre 1998 y 1999. Ver el episodio piloto.

Agentes de S.H.I.E.L.D. (2013-; Fox): Skye

Mary Sue Poots, alias Skye, fue reclutada por la organización SHIELD, tras su paso por la organización ciberactivista Rising Tide. Como Lisbeth Salander, creció en un orfanato y en hogares de acogida. Su obsesión no son los hombres, si no buscar la verdad sobre sus padres. Esta hacktivista, como le gusta hacerse llamar, reveló datos clasificados y descubrió que la información sobre sus progenitores había sido redactada por SHIELD. Skye, interpretada por la cantante y actriz Chloe Bennet, sabe protegerse sola, es desconfiada y usa el sarcasmo como escudo, algo habitual en las hackers de manual. Es muy leal e improvisa cuando protagoniza situaciones de estrés. Divertido: es fan de Harry Potter.


Person of Interest (2011-2016; Calle 13): Root

No sólo asalta ordenadores, Samantha Groves, alias Root, es una asesina a sueldo, obsesionada con La Máquina y con Harold Finch (Michael Emerson). Su madre fue quien le enseñó todo lo que sabe. Llega a decir que, aunque no disfruta matando gente, no se se siente mal por ello. Entre sus numerosos apodos, Nido del Cuco, tras pasar por un psiquiátrico. Es temeraria, hackea la cuenta bancaria de un capo de la droga, aguanta cualquier tipo de tortura, es una tiradora experta y una reconocida pirata informático, como se ve en el episodio 3x6, Mors Praematura. Divertido: la actriz que interpreta a Root se llama Amy Acker (¿hACKER?).

OTRAS HACKERS