3.11.16

Piloto. Atlanta, cómo sobrevivir en EE UU siendo negro

(opinión del piloto sin spoilers) Atlanta se estrenó en FX en septiembre (se estrena en Fox en España el 17 de noviembre). No me llamó la atención en un principio porque no me gusta especialmente Donald Glover, aquí protagonista y creador. Sin embargo, el actor (de actualidad porque tras Marte seguirá haciendo cine nada menos que como el nuevo Lando Calrissian en el spin-off de Star Wars) se aparta del tono cómico de Community para mostrarnos cómo su personaje, un joven que quiere ser representante de un rapero, se mete en un lío y las consecuencias que le acarrean no son nada buenas. Atlanta formará parte de mi lista de mejores nuevas series 2016 #yonomeaburroseries2016


No es un blanco en una comisaria, para entendernos, es un negro, con todo lo que eso conlleva, y más en una ciudad como Atlanta. Al igual que en Insecure, serie de HBO con una joven negra que no parece ser lo suficientemente negra para los negros, en Atlanta, Glover no se siente nada cómodo entre los suyos. No es el típico joven negro que, tristemente, siempre nos muestra la televisión o el cine, el negro criminal, camello, ladrón y loser. Su personaje, Earn Marks, mantiene una relación ambigua con la madre de su hija pequeña. Su primo es el rapero Paper Boi, que lo está petando con una canción, un tipo también alejado del estereotipo de rapero gangsta que todos creen que es (la revista Vibe le da caña cuando dice que "no es el nuevo 2Pac de Atlanta"). Para Earn ser su representante significaría tener pasta para cuidar de su hija y de su chica, sin más. Earn es un tipo serio y callado, que observa más que actúa, que no quiere lios, que sobrevive, vaya, y a través de cuyos "inocentes" ojos vamos percibiendo otra realidad, ésa que no se cuenta normalmente en las series de televisión. O, al menos, no se cuenta de una forma tan analítica: él lo muestra, tú opinas. Una realidad en la que los negros son tratados de forma injusta por ser negros, pero también vemos lo mismo con las mujeres y los gays.

Donald Glover dirige los dos primeros episodios y ejerce de showrunner de una idea que le llevaba rondando cinco años. Pero, insisto, el tono cómico de la serie lo consiguen los propios hechos, algunos dolorosamente hilarantes, comedia incómoda de nuevo (FX es la casa de Louie y otros del mismo palo). Pero nada que ver con los guiones que firmaba Glover en Rockefeller Plaza, un actor que también es cantante (tiene dos discos y estuvo nominado al Grammy), algo que se nota en la excelente música seleccionada en la serie. Según Glover, se ha inspirado en su propia infancia (su hermano es rapero), y ha visto otros shows biográficos como los de Richard Pryor y Dave Chappelle.

El piloto de Atlanta es un flashback de una situación que vemos al comienzo. Descoloca, pero tiene un punto de autenticidad que me parece bastante inusual. Lo mejor es el propio Glover metido en la piel de este chaval que sólo quiere ganarse la vida honradamente, asumiendo lo que le ha tocado vivir pero también intentando cambiar las cosas, prácticamente él solo. Es un ambicioso con los pies en la tierra que cree ver una oportunidad. Que el piloto se llame The Big Bang lo dice todo. Querrás saber qué le pasará a partir de entonces al protagonista. Por cierto, es muy curioso que en el segundo episodio se hable de que "John Boyega es el nuevo Magic Johnson": Boyega, el actor negro de Star Wars.

Atlanta ha confirmado su segunda temporada.
Más series protagonizadas por actores negros.

Clapping for the Wrong Reasons es un corto escrito y protagonizado por Donald Glover en el que ya se aprecian algunas de sus obsesiones. Lo dirige Hiro Murai que dirige también Atlanta. Se puede ver aquí.