28.11.11

Mi viaje a Nueva York (4): puente de Brooklyn, Museo de Historia Natural y restaurante Sarabeth's

En mi segundo día en Nueva York, después de entrar a la nueva Zona Cero y ver a los indignados de Wall Street, andamos hacia el puente de Brooklyn. Nunca lo había atravesado, así que ya iba siendo hora de hacerlo. Hace bastante calor. Cruzamos el parque, el City Hall, con sus esculturas al aire libre.
El puente está en obras, tiene un carril bici por donde pasan bicis y gente haciendo footing. Hay policías recriminándote si te sales de tu carril de peatón. También vemos una minimanifestación.
Me sorprende ver muchos candados atados, a imitación del libro de Federico Moccia.

Casi llegando a Brooklyn me encuentro en el suelo una entrada para el musical The Book of Mormon. ¡Qué casualidad! Es la obra que como ya comenté quería ver. A alguien se le había caido. Es para el día siguiente, y es una putada, porque no hay entradas, están agotadas, así que hubiera sido una buena oportunidad. Pero al día siguiente salgo en bus hacia Washington, así que imposible. Me la llevo de recuerdo.
En Brooklyn pillamos el metro cuya boca está en un mercadillo ecológico en la calle. Hay muchos por toda la ciudad. Me sigue haciendo gracia ver las manzanas en bolsitas, por piezas, no por peso.
De vuelta en Manhattan vamos a ver qué tal es el Zucker's, un sitio de bagels que me han recomendado en Chambers, aunque como no tenemos hambre seguimos hacia Mercer, para ver los precios de las botas UGG en la tienda oficial (quería comparar con los precios en Canadá, donde iremos dentro de unos días, pero en NY confirmo están más baratas). Cerca están las oficinas de la revista V, que lleva este mes en su portada a Kate Winslet, muy Liz Taylor.
Nueva York se ha vuelto peatonal. Hay varias zonas marcadas en verde para que la gente se siente a comer, sin coches cerca.
Y no sólo Abercrombie & Fitch saca a sus dependientes modelos a la calle medio en bolas. Aquí tenéis a los de American Eagle Outfitters, marca que ha sido denunciada por A&F.
Entramos en el Pearl River Mart, un chino gigante en donde hay de todo. Yo que los odio, mi barrio en Madrid está infestado de ellos, entro por cotillear pero no me llevo nada.
En metro vamos al Museo de Historia Natural (arriba una de las fotos curiosas que se pueden ver dentro). La anterior vez que estuve en Nueva York, llegué a entrar en la tienda pero no al Museo. Con el pase de prensa nos ahorramos los 19 dólares de la entrada. Damos una vuelta rápida porque cierran a las cinco y media de la tarde.
Me hago una foto, claro está frente al trozo de meteorito más grande del mundo que se conserva. Como dentro hay wifi gratuito aprovechamos y reservamos en el restaurante Sarabeth para cenar, un clásico. Nos pilla cerca y hoy es noche de jazz.
Para hacer tiempo damos un paseo por Central Park, nos subimos a unas rocas donde se hacen unas fotos estupendas. Ya había estado en el lugar de peregrinación dedicado a John Lennon, pero no aquí. Luego recorremos Amsterdam Avenue, que está llena de restaurantes y hay bastante ambiente.
El restaurante Sarabeth's (423 Amsterdam Av) está anticuado (hay varios en Nueva York). La decoración es kitsch y las fotos de la dueña en los pasillos hacia el baño muestran sus años de esplendor allá por los 80. Pero la comida está buenísima, con un toque europeo.
Pedimos el menú (32 dólares, sin bebida ni taxes). De primero: ensalada o sopa de tomate (especialidad de la casa). Acompañamos la comida con un Cosmopolitan de Absolut (11,50) y cerveza Heineken (6).
De segundo: el espectacular arroz meloso con gambas o carne troceada con patatas fritas. El pan es variado, uno con pasas está muy rico.
De postre: cheesecake o tartaleta de limón. Y para rematar un té de jazmín (4,50).
Nos sirven muy rápido y muy bien, y hay tres tipos tocando jazz durante la cena.


Después de cenar vamos al metro que nos deja cerca de Columbus Circle, pasamos por delante del Plaza, ahora un edificio de apartamentos, hay ambiente en la calle, los locales llenos de gente tomando copazos. Al llegar al cubo de Apple está cerrado. Al andar por la quinta avenida, camino del hotel, me llama la atención el escaparate de Louis Vuitton (en la foto). Pura genialidad. Muy rollo fetichista a lo Portero de noche. Esta noche en la habitación del hotel vi el piloto de Primal Suspect que no me gustó nada.

Más Nueva York.
+Primer día, llegada, policía, Bryant Park y GoodBurger. Link.
+Fotos del High Line. Link.
+Segundo día: el Memorial 11S y los indignados de Wall Street. Link
+Museo de la Ciudad (expo Torres Gemelas) y restaurante Balthazar. Link. 
+El nuevo Uniqlo; Los ángeles de Charlie en Times Square; Urban Outfitters de Halloween.
+Mi viaje a NY en 2007. Link.
+Mi viaje a NY en 2004. Link.