8.12.11

Mi viaje a Nueva York (5): Museo de la Ciudad y restaurante Balthazar

En octubre, después de recorrernos Canadá, volvimos de nuevo a Nueva York. Primera parada tempranera, el Museo de la Ciudad (Museum of the City of New York) donde, hasta el 2 de diciembre, hubo una interesante exposición de fotografías de Camilo Jose Vergara de las Torres Gemelas: The Twin Towers and the City. Este fotógrafo había acumulado imágenes de las Torres durante 40 años, así que cuando desaparecieron en 2001 se dedicó a captar las mismas instantáneas, desde los mismos angulos, pero sin las Torres. El resultado era estremecedor. También accedimos a la sala de cine donde proyectaban un documental de 25 minutos sobre la creación de Manhattan, Timescapes: a Multimedia Portrait of NY. Narrado por Stanley Tucci, el filme usa mapas, fotos, pinturas... desde 1609 a nuestros días. La entrada al museo (1220 de la 5ª Avda.) son 10$ aunque con el carnet de prensa entras gratis.

+Nuestra visita a la Zona Cero en construcción. Link.

Por la noche, cenamos en el restaurante Balthazar (web). Sin reserva practicamente es imposible pillar mesa (es un bistro recomendado por la guía Michelín), pero tuvimos suerte. Estábamos de compras por la zona (la calle Spring, 80), así que aprovechamos para intentarlo. Habíamos comido hace años un brunch en su hermano pequeño, Pastis, pero nunca había entrado aquí. La mesa redonda, de marmol, era enana, cabíamos a duras penas los dos. Nos tomamos un par de cervezas (Stella y Pilsner, 8$ cada una), nos trajeron agua del grifo y pan y mantequilla (lo hacen ellos).

+Brunch en el restaurante Pastis, del mismo dueño. Link.

Nos pedimos unos filetes con patatas fritas (Balthazar Bar Steak, 28$ cada uno). El ambiente era ya de copeo, tarde, con gente joven y algún solitario cenando y leyendo el New Yorker. Sin mantel, con servilletas de papel, cada día tienen un plato de la casa, además de los consabidos especiales de marisco, estilo parisino.
 Balthazar es muy parecido al restaurante The Wolseley de Londres, pero con barra de bar. Recomendable una visita al baño, donde aún conservan a un asistente uniformado que se pone a tu servicio a cambio de una propina (no es obligatorio de todas formas).

Más Nueva York.
+Primer día, llegada, policía, Bryant Park y GoodBurger. Link.
+Fotos del High Line. Link.
+Segundo día: el Memorial 11S y los indignados de Wall Street. Link.
+El puente de Brooklyn, el Museo de Historia Natural y el restaurante Sarabeth's. Link.
+El nuevo Uniqlo; Los ángeles de Charlie en Times Square; Urban Outfitters de Halloween.

+Mi viaje a NY en 2007. Link.
+Mi viaje a NY en 2004. Link

4 comentarios:

Fincher dijo...

Yo Balthazar lo recomiendo mas para almuerzos y brunch, como Pastis o el tristemente desaparecido Florent. Me gusta mas el ambiente q por la noche. El filete tenia buena pinta.
Alguien q lee el New Yorker tiene q estar forzosamente solo. Es tan aburrido q no habra quien le aguante :-)

Fincher dijo...

Por cierto tengo la camisa del chico de la derecha de la ultima foto jajaja. No me habia fijado...

Mlo/Yonomeaburro dijo...

El Florent no llegué a conocerlo. Jaja, la que leía el New Yorker era una tipa que efectivamente estaba sola, sentada a nuestro lado y que por lo que pudimos escuchar cuando hablaba con el camarero iba allí a cenar todas las noches. No se terminó el plato y estuvo leyendo todo el rato...

carnet manipulador de alimentos dijo...

dicen que es la capital del capitalismo,... pero es que es una pasada, Felicitaciones y un saludo!